Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Ayuntamiento de Mieres engrosa la lista de acreedores de Triman, que suma 75

El Consistorio reclama algo más de 4.000 euros en concepto de tasas y se suma así a otras administraciones públicas, como la Agencia Tributaria

La nave de Triman Minerals, en el polígono de Vega de Arriba de Mieres.

La nave de Triman Minerals, en el polígono de Vega de Arriba de Mieres.

La empresa Triman Minerals, que tenía dos plantas en funcionamiento en Mieres y lleva dos años en proceso de liquidación, ha sumado un nuevo acreedor a su larga lista: el Ayuntamiento de Mieres. Y con la Administración local, ya son 75 las empresas, personas físicas, entidades y administraciones que reclaman a la firma un total de 2,4 millones de euros.

La mayoría de las deudas de Triman Minerals, que se dedicaba a la producción de material para el trabajo en canteras y cesó la actividad por falta de carga de trabajo, son con su antigua plantilla. En concreto, más de un millón de euros en concepto de indemnizaciones, salarios y liquidaciones impagadas. Una parte de la deuda se liquidó con la venta de activos. Entre otros, la administración concursal ha vendido ya una de las plantas de Mieres. La de Vega de Arriba, que funcionaba como fundición. No ha trascendido el montante de la transacción, pero las instalaciones se ofertaban en algo más de un millón de euros. Fuentes cercanas a la operación han afirmado que no está previsto, por el momento, la puesta en marcha de un nuevo proyecto empresarial en la nave.

Hay otra operación pendiente. Vender la factoría de Loredo, que se oferta en más de cuatro millones. Actualmente, es la nave con el precio más alto en las cuencas mineras. “Está en buen estado y tiene equipamiento de mucha calidad”, apuntaron a este diario fuentes cercanas al proceso de liquidación de la empresa.

La venta de esta factoría permitiría que Triman Minerals saldara sus deudas. Aunque la lista de acreedores no deja de crecer. El último en aparecer, en el informe trimestral de la administración concursal, ha sido el Ayuntamiento de Mieres.

La Administración local reclama a Triman Minerals algo más de 4.000 euros. Un montante en concepto de tasas impagadas desde 2018, cuando las dos plantas eran propiedad de Triman. El informe refleja deudas por las tasas de recogida de basura y agua. También por la “tasa por entrada de vehículos”.

Los mismos conceptos reclama el Ayuntamiento de Alsasua (Navarra), donde Triman tenía su sede principal. En este caso, la cuantía reclamada es mayor. Además, aparecen en la lista de acreedores la Agencia Tributaria y Hacienda Foral de Navarra. La compañía también tiene deudas con pequeñas empresas y emprendedores de la comarca del Caudal, que proveían material o arreglaban la maquinaría cuando la empresa tenía actividad en el concejo de Mieres.

No fue una empresa “de paso” por el concejo. Triman Minerals mantuvo su actividad en el municipio durante casi dos décadas. Llegó a emplear a más de cien personas, aunque la plantilla se redujo prácticamente a la mitad en los últimos años. Aún así, la administración concursal ha denunciado a los responsables de la firma por lo que considera “irregularidades” en la gestión empresarial. Entre otras cuestiones, contrataron personal cuando la firma ya hacía aguas y los directivos se subieron en sueldo. Esta denuncia está pendiente de juicio.

Compartir el artículo

stats