DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Juan Carlos Iglesias Alcalde de Aller

“Para asentar población tenemos que ofrecer empleo y servicios, y es en lo que estamos”

“Nos complace que Asturias y León busquen fondos para un proyecto conjunto entre Fuentes y San Isidro, pero queremos que se nos escuche”

Juan Carlos Iglesias, en el Ayuntamiento de Aller. | A. Velasco

Juan Carlos Iglesias, en el Ayuntamiento de Aller. | A. Velasco

El 26 de mayo de 2019, Juan Carlos Iglesias conseguía ganar las elecciones en Aller. Tras un convulso periodo en el PSOE local, parece que este asesor fiscal y su equipo han traído la calma. Ahora, Iglesias hace balance para LA NUEVA ESPAÑA de sus dos primeros años con el bastón de mando.

–Dos años como alcalde de Aller. ¿Qué balance hace?

–Nos presentamos con un programa que decía “Aller res futuro”. En este tiempo hemos intentando que esto sea una realidad. En los seis primeros meses nos dedicamos a conocer la situación global del Ayuntamiento, y luego empezar a funcionar. Con la particularidad de que tres meses más tarde llegó la pandemia, lo que dificulta un poco la labor. Estamos asentando las bases para ese futuro de Aller, vinculado al turismo, a la ganadería y a los servicios. Hemos conseguido desatascar reivindicaciones históricas: la carretera de Boo, los saneamientos del Alto Aller y de Bello, la consolidación de la Torre de Soto, la circunvalación a Moreda o la gestión del Monte Ajo. Todo está ya en marcha y se verá a lo largo del próximo semestre.

–¿Está satisfecho?

–Estamos contentos, y creo que la percepción de la gente es que hubo un cambio positivo en la gestión del Ayuntamiento. Queda mucho por hacer, porque tenemos que atender muchos frentes, pero el camino es bueno.

–Han logrado reducir a cero la deuda municipal, ¿cuál fue la clave?

–Había 2,6 millones de deuda, y yo creo que la clave es la gestión diaria y el estar en el Ayuntamiento. Y como en cualquier economía, detectamos las fugas y tratamos de corregirlas. Hemos sacado muchos contratos a licitación para reducir costes. Y también nos ayudó que se gastó menos en el capítulo de personal por unas plazas que estaban previstas y que no se cubrieron.

–¿Dónde estaban esas fugas?

–Pues en el día a día: en el alumbrado público, en el gasto diario de los inmuebles municipales, en las compras como el combustible o los materiales eléctricos... Y también en las obras, que pedimos muchos presupuestos y miramos al céntimo. Y siempre que se pueda hacer con personal municipal, allí están los trabajadores. Había sensación de que se hacía menos desde el Ayuntamiento y creo que eso cambió.

–Su visión de futuro de Aller pasa por dos puntos fundamentales en lo económico: sector primario y turismo. Sin perder de vista la industria, pero entendida hacia las nuevas tecnologías.

–Es exactamente eso. Tenemos un gran potencial turístico. Y además, no solo tiene que apostar por ello el sector público, sino que también hay que ir de la mano de la iniciativa privada. En Aller ha calado, y prueba de ello es que tenemos tres solicitudes de hoteles sobre la mesa. En cuanto a la ganadería, queremos que se pueda vivir de ella en Aller, que no solo sea un apoyo para la economía familiar. Y no podemos olvidar que tenemos que buscar proyectos para el pozo Santiago. Creemos que tanto Hunosa como el Principado tienen que apostar por ello. El Ayuntamiento por sí solo no puede.

–Respecto a la ganadería, quieren convertir Cabañaquinta en el gran centro donde se gestione todo.

–Queremos que el centro neurálgico tiene que ser el mercado de ganado. A partir de ahí, tenemos varios proyectos elaborados. Estamos a la espera del Leader para hacer un centro de desinfección, y luego procederemos a la urbanización de la parcela para la posterior construcción de esa nave polivalente, que será el mercado de ganado, pero que también queremos que se pueda usar para otras actividades. De momento, la prueba palpable de nuestra apuesta es la apertura de la oficina de ganadería, con servicio a diario, en el propio Ayuntamiento, a 30 metros de ese mercado de ganado como centro neurálgico.

–En cuanto al turismo, ¿qué me dice de la carretera de San Isidro?

–Tras el fatal accidente del 1 de enero, se hicieron unas pequeñas inversiones para garantizar la seguridad del paso, pero en la mente del Principado, por lo que me trasladaron, es hacer una inversión importante en el año 2022 para abordar una obra y un proyecto que resuelva los problemas de seguridad que venimos sufriendo desde hace tantos años.

–¿Cómo valora la unión de Fuentes de Invierno y San Isidro?

–Sabemos de primera mano que hay mucho avanzado en el acuerdo sobre la electrificación de Fuentes. Y a partir de ahí, nosotros apostamos por esa unión. Incluso vemos una gran oportunidad de que Asturias y León hagan un proyecto conjunto con los fondos de resiliencia. Ahora bien, ahí pedimos tener voz y que se nos escuche, para hacer una serie de demandas, especialmente la de que la actividad no se quede solo en el invierno, sino que la estación se pueda llevar a cabo todo el año. Sabemos del problema de la Declaración de Impacto Ambiental, pero apostamos por un turismo sostenible y respetuoso que no tiene porque no darse también en verano.

–Tienen otros proyectos como el camino de Santiago y la cascada de Xurbeo.

–Entre los temas que decía que eran demandas históricas también está el Camino de Santiago. Entre este año y 2022 esperamos que se apruebe de forma definitiva el reconocimiento para poder trabajar en la promoción de la ruta Jacobea. Sabemos que puede ser muy importante para el concejo, y tenemos proyectos e ideas, pero hasta que no esté aprobado definitivamente no podemos mover ficha. Y en cuanto a la cascada de Xurbeo, estamos apostando por ella desde que llegamos. En 2020 ya nos lanzamos con las rutas teatralizadas, que tuvieron enorme éxito. Esperamos que la declaración de Monumento Natural llegue pronto.

–A nivel industrial, quieren recuperar el pozo San Antonio para un centro de empresas. ¿Lo ve viable?

–El terreno es de Hunosa, pero entendemos que dentro del plan de recuperación de espacios degradados por la actividad minera, esto encaja. Estamos en contacto con la empresa pública, y ellos están limpiando, retirando y saneando la zona, pero siempre contando con nosotros. Nuestro proyecto, que aquí vamos a buscar fondos del Principado, al menos para la elaboración del documento, que sería de mucha envergadura y de un coste elevado, contempla San Antonio como una zona de expansión de Moreda, y concretamente un centro de empresas tecnológicas, en el más amplio sentido de la palabra.

–También apuestan por modernizar el concejo, por mejorar los servicios. Están renovando la iluminación, se está aumentando la cobertura de banda ancha y fibra, pretenden poner en marcha un plan de paneles fotovoltaicos para sus edificios públicos...

–Lo que tenemos es claro es que para asentar población tenemos que ofrecer empleo y servicios. Sabemos que no todos los empadronados en Aller van a poder trabajar aquí, pero que sí lo hacen en un municipio cercano, no se planteen el marchar. Respecto a la conectividad, la banda ancha va a llegar al 99 por ciento del territorio y de los vecinos. También llevaremos la luz a puntos donde no los hay, renovando el alumbrado de todo el concejo, y dando un servicio eficiente. Y en cuanto a los paneles fotovoltaicos, es algo novedoso a la escala a la que lo queremos hacer, y que además conlleva un componente social muy importante, que incluso desde administraciones superiores están poniendo como ejemplo.

–¿Están cuidando la zona rural?

–Para nosotros todos los valles, todos los pueblos, todas las zonas son importantes independientemente de la población que tengan, y eso la gente lo está viendo y percibiendo. Tenemos que hacer un esfuerzo muy importante para atender a todos los vecinos, y es verdad que hay sitios a los que cuesta más llegar, pero el equipo de Gobierno estamos en que todos los puestos tienen que tener los mismos servicios. Esto no quiere decir que podamos poner una piscina en todos los pueblos, pero sí que tengan los servicios básicos cubiertos. Además, el proyecto de la banda ancha que le comentaba, pienso que nos ayudará a fijar población. Con la pandemia nos hemos dado cuenta de que puede haber puestos de trabajo de calidad que se pueden desarrollar desde casa, y que no por ello has de estar en Madrid, en Barcelona, en Oviedo o en Gijón. Puedes hacerlo desde Aller.

–¿Qué espera de estos dos años de mandato que restan?

–Esperamos que se ejecuten por completos todos esos proyectos que se han desbloqueado y cuyos plazos de ejecución acabarían durante este mandato. Nosotros podemos prometer lo que prometimos desde el primer día: la transparencia, la honradez y el trabajo. Nosotros vamos a seguir enfocados en sacar adelante esos proyectos que entendemos que marcarán el futuro del concejo.

Compartir el artículo

stats