DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mieres, de vino en vino

Hosteleros del entorno de la calle Jerónimo Ibrán crean una asociación para revitalizar la zona con actividades y aprovechar el tirón cultural

Por la izquierda, Sandra García del Castillo, Carlos Alonso y Rosana Ardura, en la calle Jerónimo Ibrán. | A. Velasco

Por la izquierda, Sandra García del Castillo, Carlos Alonso y Rosana Ardura, en la calle Jerónimo Ibrán. | A. Velasco

Hay un principio que reza “hacer de la necesidad virtud”. Y eso mismo se han aplicado una quincena de hosteleros mierenses, que acaban de fundar la asociación “Ruta de los vinos”, y que persigue el objetivo de revitalizar la zona centro del casco urbano, y concretamente la calle Jerónimo Ibrán y su entorno. La pandemia y sus restricciones agudizaron una crisis que estos hosteleros ya venían percibiendo desde hacía algunos años atrás, y que achacan principal, aunque no exclusivamente, a la sangría demográfica de Mieres. Ahora, a través de esta alianza, y de la puesta en marcha de acciones conjuntas, pretenden que este bulevar vuelva a convertirse en un eje de reunión como lo era antaño, con las terrazas y los locales llenos.

La directiva de esta nueva asociación está formada por Rosana Ardura como presidenta, Sandra García del Castillo como secretaria y Carlos Alonso como tesorero. Sentados a la mesa explican que llevaban dando forma al proyecto desde hace más o menos un año: “estábamos viendo como la pandemia nos estaba haciendo mucho daño, y pensamos que esta zona, que había sido puntera en Mieres, debía tener un impulso y fue donde la asociación comenzó a tomar forma”, explican. Y tras meses de trabajo, reuniones, conversaciones, han logrado reunir a 16 hosteleros de la calle Jerónimo Ibrán y su entorno. “Pensamos que unidos tendremos más fuerza, tanto para sacar adelante iniciativas, como también a la hora de reclamar ante las administraciones”, indican los hosteleros.

Por lo pronto, hoy mismo comenzarán con la primera acción, aprovechando el concierto que el músico cubano Pablo Milanés ofrecerá en el Mieres Centru Cultural. Será una promoción en la que presentando la entrada, se podrá consumir un vino o una caña a un precio menor del habitual. “Es un poco el pistoletazo de salida, pero la idea es poner en marcha actividades de forma estable”, apuntan.

Y precisamente la cultura y el crecimiento de la agenda mierense en este área puede ser uno de sus grandes aliados. “Tenemos en esta calle el Mieres Centru Cultural y muy cerca la casa de Cultura, y tenemos que intentar aprovechar el tirón y la programación que hay ahora para captar clientes”, explican.

Pero la idea es no quedarse ahí. Los directivos de la “Ruta de los Vinos” de Mieres apuntan a otro tipo de eventos: sorteos, música en la calle, actividades infantiles, o jornadas gastronómicas serán parte importante de la actividad de la asociación. “Lo que está claro es que hay que revitalizar una zona que hace unos años estaba llena de gente, y en la que ahora se nota un tremendo bajón de consumo”, señalan.

El coronavirus y las consecuencias que ha traído consigo, castigando a un sector como el de la hostelería de forma punzante, no hizo más que agudizar una tendencia que estos hosteleros ya venían observando desde hacía tiempo. “Hace algunos años que vemos como poco a poco hay menos clientes, menos relevo generacional. La caída de población de Mieres se está notando en la hostelería”, apuntan. Por ello, quieren lograr captar a un cliente de entre 30 y 40 años, quizá el público objetivo más difícil de fidelizar.

A comienzos de la pasada década, la Jerónimo Ibrán y su entorno solían ser un hervidero de gente casi cada día. Ya ni que decir tiene los fines de semana. Ahora, intentan recuperar a base de ingenio ese lustre y esa vida que esta céntrica zona de Mieres adquirió desde su peatonalización hace más de dos lustros.

Compartir el artículo

stats