Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El mercado recupera la alegría

Valnalón retomó ayer en El Entrego sus proyectos de cultura emprendedora en el ámbito educativo con la participación de casi cuarenta alumnos

Dos de las cooperativas que participaron en el mercado. | Vivas

Dos de las cooperativas que participaron en el mercado. | Vivas

Recuperar la normalidad y la alegría. Con esta premisa se celebró ayer en El Entrego el mercado de cooperativas y asociaciones educativas organizado por Valnalón y en el que participaron cuatro centros de Langreo y San Martín del Rey Aurelio, sumando casi cuarenta alumnos.

Unos números bastante alejados de lo ocurría años atrás en estos mercados a causa de la pandemia. Sin embargo, la directora de Valnalón, Marta Pérez, señalaba que “los números no nos tienen que influir, sino la acción desarrollada”. Y es que muchos centros participantes en el programa de cultura emprendedora de Valnalón no acudieron a los mercados debido a los protocolos que tienen de salidas, pero eso no quiere decir que no hayan trabajado. “Muchos lo hicieron de forma teórica, sin hace la salida al exterior, pero han hecho todo el proyecto en el aula y también intercambiaron sus productos con otras cooperativas”. Ayer acudieron al mercado de El Entrego los alumnos del colegio público Regino Menéndez Antuña, en Tuilla (Langreo); el colegio Sagrada Familia de El Entrego, el área residencial de la asociación “Rey Aurelio” y el Centro de Apoyo a la Integración (CAI) Rey Aurelio. Cada uno de ellos aportó su granito de arena para recuperar la alegría del mercado. Como Tonín Acevedo, de la cooperativa Cosines, quien explicó que “hacemos de todo, reciclamos, tenemos cajas para pájaros, ceniceros, llaveros, juegos, libretas, huchas... y es toda una experiencia hacer de vendedor”. Sofía Rodríguez, de la cooperativa Tuilla Astur explicaba que “vendemos imanes, marcapáginas hechos con flores y pinturas, jabones de muchos tipos y pulseras”. Un trabajo que llevan realizando durante todo el curso y que ayer se puso a la venta. “Es la tercera vez que participo y es muy buena experiencia porque lo hacemos todo nosotros”.

El alcalde de San Martín, comprando en uno de los puestos junto a Marta Pérez y Carmen Arbesú.

Una sensación que también contaba Elena Lara, de la cooperativa “PATI, productos asturianos tradicionales inigualables”. En su caso, trabajan con una cooperativa de Murcia, vendiendo productos para la cocina. “Es la primera vez que nuestra clase participa, pero nos ha ayudado mucho el profesor y también Valnalón”, explicó. Por último, Vanesa García, de la cooperativa El Rincón de la Resi, señaló que “vendemos un poco de todo, hacemos un taller de reciclaje, lápices y goma eva”. En su caso, es la segunda vez que participan, “antes hacíamos algún mercadillo suelto, pero desde que creamos la cooperativa intentamos estar en todas las convocatorias”.

Entre los muchos clientes que se acercaron ayer hasta los puestos del mercadillo se encontraban los alcaldes de Langreo y San Martín del Rey Aurelio, Carmen Arbesú y José Ángel Álvarez, “Quirós”, respectivamente. “Sabemos que cada vez va a haber más autoempleo, así que tenemos que incentivar estas iniciativas”, destacó la regidora de Langreo, mientras que su homólogo en San Martín aseguró que “estos jóvenes serán los emprendedores del futuro”.

Compartir el artículo

stats