Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Aller impulsa un concurso de canción asturiana para reforzar su vínculo con la tonada

El certamen arrancará tras las fiestas navideñas y se desarrollará a lo largo de tres fases, con las galas en el Teatro Cine Carmen de Moreda

Un grupo de folclórico, por las calles de Moreda.

El concejo de Aller siempre ha sido cuna de grandes voces de la canción asturiana, empezando por los pioneros Manolón de la Llana, María Flora o Santos Bandera. La vinculación del concejo con la tonada es tal que hasta una especialidad lleva el nombre del municipio, la tonada allerana. Sin embargo, este fuerte lazo nunca se ha traducido en la organización de una gran cita que vertebrase la afición a la música regional. Esta histórica carencia pronto se verá solventada. El Ayuntamiento ha decidido impulsar una gran concurso de canción asturiana de carácter regional.

El alcalde del concejo, el socialista Juan Carlos Iglesias, está ilusionado con el proyecto folclórico que pronto comenzará su andadura. “Queríamos que el certamen pudiera comenzar en noviembre, pero finalmente será en enero, después de la festividad de Reyes”, explica el regidor. La cita será en el Teatro Cine Carmen de Moreda. El certamen se desarrollará lo largo de tres fases, con galas los domingos. Habrá seis especialidades: masculina, femenina, juvenil, gaita y gaita y tambor, además de, por supuesto, el apartado de canción allerana.

“El objetivo es convertir el concurso en un referente regional que atraiga a los principales interpretes”, apunta Juan Carlos Iglesias. Además de los premios por categoría, el certamen nace con aspiración de convertirse en una cita ineludible para todos los referentes de la actual canción asturiana. Se quiere cuidar a los interpretes, hasta el punto, por ejemplo, que se cubrirán los gastos de desplazamiento de aquellos participantes que tengan que abordar desplazamientos para acudir a Moreda,

La puesta en marcha del primer concurso de canción asturiana en Aller no es el único guiño que el municipio hace actualmente a la música asturiana. El concejo ha decidido homenajear al instrumento construyendo una gaita de grandes dimensiones que se colocará en Cabañaquinta, concretamente en la plaza de La Vacaína. “El objetivo es rendir tributo a un elemento estrechamente vinculado con nuestra cultura regional y, para ello, le dedicaremos un monumento apropiado que será único en Asturias”, explica el alcalde Juan Carlos Iglesias.

El diseño y desarrollo de la escultura ha sido encargado a Gonzalo Grela. Fue barrenista y artificiero, oficio que de alguna forma se ha trasladado a sus obras, ya que muchos de sus cuadros llevan impresos una serie de círculos blancos que representan los barrenos, De su época de artificiero salvó la utilización de los hilos de cobre que no se podían usar una vez que se producían las detonaciones. Estos hilos, que Prado Grela denomina “tiger”, son la base de sus esculturas. De este modo, el allerano también apuesta por el reciclado para realizar su arte. La escultura dedicada a la gaita tomará forma en torno a un armazón de hierro de casi media tonelada de peso. El “tiger” dará forma posteriormente al instrumento.

La presencia del folclore regional en Aller es una realidad que se percibe este mismo fin de semana. Cabañaquinta acoge la sexta edición del encuentro folclórico del concejo. Aller por la tarde habrá un desfile por las calles de la localidad y a partir de las siete actuaron las bandas de gaita “Villa de Gijón”, “Castro Bergidum” de El Bierzo, Ribeseya y El Gumial, éstos últimos, anfitriones del certamen. Hoy habrá actuaciones por los chigres de Cabañaquinta y más música en la calle.

Compartir el artículo

stats