Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Montepío retomará los programas de colaboración con el Ayuntamiento de Aller

Muchas de las iniciativas de turismo y salud fueron suprimidas debido a la pandemia

Juan José Pulgar, María Elena Zapico, Juan Carlos Iglesias, Raquel Villa y Roberto Fernández, en Cabañaquinta.

La extensión de la banda ancha en el Alto Aller, el avance de la red de saneamiento y los planes de desarrollo turístico centraron la reunión que mantuvo el alcalde de Aller, Juan Carlos Iglesias con el presidente del Montepío de la Minería, Juan José Pulgar. Tal y como explicaron desde la mutualidad, el objetivo del encuentro era conocer de primera mano el desarrollo de proyectos de infraestructura pública en el municipio, “del máximo interés para nuestra actividad en la zona alta del valle”. Allí es donde el Montepío cuenta con su residencia de mayores, con 190 residentes y casi un centenar de puestos de trabajo directos, “que supone un destacado polo de actividad en la comarca”.

En la mutualidad pretendían conocer los detalles técnicos y fechas que maneja el gobierno local para el desarrollo de los proyectos citados, de vital importancia para el desarrollo de la actividad en la residencia de mayores. “Con una dotación tecnológica muy importante, como equipos sanitarios, automatización de procesos, gestión documental o seguridad, no cabe duda que temas como la banda ancha resultan muy importantes para el funcionamiento de nuestras instalaciones”, apuntaban. En este sentido, el regidor allerano señaló que la banda ancha se desplegará hasta Cuevas, en una operación que garantizará la cobertura en esa zona sur de Felechosa donde se ubica la residencia. En cuanto a los programas de desarrollo del Alto Aller, Iglesias se manifestó confiado de poder retomar los programas sociales de turismo y salud en los que participaba la residencia de mayores –especialmente con sus programas hidroterapéuticos–.

Pulgar, por su parte, dio cuenta de la actividad desarrollada en la residencia durante los últimos meses, “donde hemos afianzado y crecido en nuestra actividad, pese a las dificultades mayúsculas derivadas de esta pandemia, que aún estamos sufriendo, y que para nosotros, con un enorme esfuerzo por preservar la salud y la seguridad, sí han tenido impacto en situaciones como los mayores gastos en seguridad, los aislamientos y fuertes controles, las visitas familiares o el funcionamiento del spa y los proyectos de salud, vida activa e hidroterapia que desarrollábamos en abierto antes de este tiempo para toda la comunidad”. El presidente del Montepío destacó que, “pese a esos inconvenientes, no hemos frenado nuestro crecimiento en ocupación y empleo, consolidando el proyecto en sus cifras”. También aseguró que, en estos meses, “hemos apreciado además la importancia de ciertos asuntos relacionados con las infraestructuras públicas para el funcionamiento de nuestra actividad”. De ahí su interés por la banda ancha, entre otras iniciativas.

Compartir el artículo

stats