Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los dos holandeses heridos en el accidente en Sobrescobio permanecen estables en el hospital

La colisión entre un turismo y una furgoneta se produjo en las inmediaciones del túnel de Comillera en el Corredor del Nalón

El vehículo siniestrado, junto al túnel de Comillera.

Dos personas de nacionalidad holandesa resultaron heridas, una de ellas grave, en un accidente de tráfico que se produjo ayer en las inmediaciones del túnel de Comillera, en el concejo de Sobrescobio. Tras una primera atención en el hospital comarcal del Valle del Nalón, ambos heridos permanecían estables a expensas de su evolución médica.

La colisión por alcance entre los dos vehículos, un coche y una furgoneta, tuvo lugar a las once y veinte minutos de la mañana en el Corredor del Nalón, aseguraron fuentes de la Guardia Civil. Un tramo, el del túnel de Comillera, en el que es frecuente que se produzcan accidentes de tráfico.

UVI móvil

El herido grave fue trasladado al hospital en la UVI móvil que se trasladó, junto a una ambulancia –donde iba el otro herido– hasta el lugar en el que se produjo el accidente en el Corredor del Nalón, principal vía de comunicación del Valle. El accidente, que ocurrió en la zona próxima a la estación de servicio, provocó el corte de la circulación durante casi dos horas, y retenciones en la carretera que se alargaron hasta la localidad lavianesa de El Condao, en uno de los sentidos, y hasta cerca de Rioseco en el otro. El tráfico fue regulado por agentes del destacamento de la Guardia Civil de Langreo y de las diligencias se hizo cargo el equipo de atestados de Oviedo.

Detalle de las retenciones que produjo el accidente, en el entorno del túnel. | L. M. D.

Junto a este tramo del Corredor del Nalón, también hay otros tramos de esta carretera que suelen ser puntos negros de tráfico, al acumular un buen número de accidentes al año. El último de los sucesos que acabó con un conductor fallecido tuvo lugar a finales del pasado mes de noviembre. Sin embargo, se daba la circunstancia de que, hasta entonces, la carretera llevaba tres años y medio sin accidentes mortales. La carretera que vertebra todo el valle siempre fue considerada como una de las más complicadas de toda la región, y por ello, las administraciones han invertido millones de euros en tratar de mejorar la seguridad. Lo habían conseguido, logrando pasar más de un trienio sin un solo fallecimiento, que no sin accidentes. Este último suceso mortal tuvo lugar de madrugada a la altura de la planta de Bayer, en Langreo.

Compartir el artículo

stats