Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Audiencia rechaza que hubiera injurias y calumnias contra Aníbal Vázquez en el "caso pasquines"

Los magistrados desestiman el recurso del alcalde de Mieres y circunscriben todo lo ocurrido al "espíritu de crítica política"

Ovidio Zapico, Beatriz González y Aníbal Vázquez, en una rueda de prensa ofrecida en 2021 sobre el «caso pasquines». | A. V.

La Audiencia Provincial ha desestimado el recurso de apelación presentado por el alcalde de Mieres, Aníbal Vázquez, en el caso de los pasquines que durante la campaña electoral de 2019 acusaban al regidor de mentir y cobrar en negro. Vázquez interpuso en aquel momento una denuncia por injurias y calumnias. La magistrada titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Número 2 de Mieres archivó el caso basándose en un informe del Ministerio Fiscal. No vio indicios de delito en el lanzamiento, en abril de 2019, de miles de octavillas (unas 30.000) acusando al alcalde de Mieres y entonces candidato a la reelección, Aníbal Vázquez, de cobrar dinero "negro" de su partido por el desempeño de su cargo.

En el auto, la magistrada señaló que no se aprecian delitos ni de injurias ni de calumnias, por lo que tomó la decisión de archivar la causa contra los acusados de la distribución de los pasquines.

Tanto el regidor en su propio nombre, como Izquierda Unida, decidieron recurrir esta decisión. 

La Audiencia Provincial ha desestimado ahora la apelación de Vázquez dando por buena la decisión de la juez de Mieres. El auto indica que "el propio contexto en el que tuvieron lugar las expresiones aquí analizadas pone de manifiesto que el ánimo con el que fueron realizadas aquéllas obedeció, cuando menos prioritariamente, al espíritu de crítica política", y alude a la libertad de expresión.

Respecto a IU, la Audiencia Provincial desestimó hace días el recurso de apelación interpuesto por la coalición tras acordar el Juzgado de Instrucción de Mieres negarle a la formación política su petición para incorporarse como demandante el caso. De esta forma, el tribunal advierte que el ataque público que recibió el alcalde del concejo, Aníbal Vázquez, semanas antes de las elecciones municipales de 2019 no puede ser constituyente de un delito electoral. Así, según las decisiones judiciales, no hubo ni injurias ni calumnias pese a las acusaciones. Tampoco delito electoral pese a la cercanía de las elecciones cuando todo ocurrió.

Los pasquines, del tamaño de la palma de una mano, aparecieron por todo el concejo. Eran miles los papeles que se tiraron por las calles tanto del casco urbano de la capital como de las principales zonas residenciales, como Santa Cruz, Ujo o Turón. Eran anónimos. En las octavillas se acusaba al regidor de cobrar mensualmente del Ayuntamiento 1.500 euros en dinero negro.

En el proceso judicial se acusó a tres personas, integrantes en el proyecto político de Imagina Mieres, formación que buscaba confrontar con IU en las por entonces cercanas elecciones municipales, con la presencia de antiguos colaboradores del Alcalde.

El informe policial apuntaba a tres presuntos participantes en los hechos, aunque dejaba abierta la probable participación de más personas.

Compartir el artículo

stats