Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Rioturbio y Rumanía, conectados por la inteligencia artificial

Profesores del país del este de Europa visitan el colegio mierense para interesarse por su exitoso programa sobre robótica que se imparte desde hace tres cursos

El profesor Sorín Popescu, charlando con la pequeña Lara Fernandez Fernández, de tercero de Primaria

Los robots llevan décadas auxiliando al ser humano en tareas peligrosas, molestas o tediosas. El uso de las máquinas y de la tecnología se ha democratizado y el futuro apunta infinitas posibilidades. Eso es precisamente lo que los docentes del colegio público de Rioturbio quieren conseguir para sus alumnos, que tengan en sus manos un ilimitado abanico de posibilidades para afrontar el futuro. La robótica, por tanto, se cuida con esmero en el centro. Así es hasta el punto de que se puede decir que el colegio se ha convertido en un referente europeo en este campo. 

Cuatro profesores del colegio rumano SF Nicolae han visitado las instalaciones del colegio mierense. La iniciativa se enmarca dentro del proyecto “Erasmus+Project: Connecting, we grow”. La visita da continuidad al campamento tecnológico celebrado al final del pasado curso en Hungría y en el que participó el centro asturiano. Se trata de un proyecto apadrinado por Erasmus+ RIDE, una iniciativa de la Unión Europea que busca desarrollar futuros talentos en territorios con diferentes problemáticas sociales, como por ejemplo un alto riesgo de abandono escolar temprano.

La jornada de intercambio formativo celebrada en el colegio de Rioturbio ha motivado a los docentes rumanos a realizar un viaje de más de 3.000 kilómetros para fortalecer un programa europeo que, según explica la directora del centro, Carmen Zapico, pretende “conectar a empresas y centros educativos para poder integrar a las clases nuevas metodologías de trabajo”.

El profesorado rumano ha dividido su estancia en Asturias entre las instalaciones de la consultora educativa de Obo (Avilés) y las del colegio público de Rioturbio. “Al final se trata de intercambiar conocimientos adquiridos en el marco tecnológico”, destaca Zapico.

El exitoso proyecto de robótica se ha desarrollado conjuntamente con la citada empresa asturiana especializada en el desarrollo de espacios educativos de ámbito tecnológico (Obo). La experiencia ha sido pilotada por el equipo docente en colaboración con Marina González Pérez, formadora y consultora educativa de Obo. La iniciativa arrancó hace tres cursos con la introducción de robots educativos para trabajar las asignaturas. El resultado ha superado las expectativas del profesorado, con el aprendizaje de conceptos de programación y de ensamblaje de mecanismos y robots en sus aulas, “desde diferentes áreas y a través de metodologías de trabajo colaborativo y cooperativo y docencia compartida”.

A la vanguardia

Los esfuerzos del colegio de Rioturbio por situarse a la vanguardia educativa llevan tiempo ofreciendo resultados satisfactorios. Si bien el centro ha logrado destacar en otros aspectos educativos, entre los que se pueda citar su programa de teatro, el trabajo con la robótica está resultando especialmente satisfactorio. La reciente participación en el ya citado campamento tecnológico europeo permitió a los alumnos de sexto curso del colegio compartir experiencias con otros estudiantes de Rumanía, Italia y Hungría. “La innovación tecnológica es muy potente en el colegio y ya en su momento fuimos pioneros en el uso de tablets”, destacan los profesores del centro.

Compartir el artículo

stats