Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Como el río

De Vital Noval a Gene Fernández

Dos intérpretes mierenses de asturianada que me retrotraen a mi infancia

Me gusta la canción estilo asturiano -asturianadas, hoy calificadas de doce o catorce maneras- aunque no sepa decir más. Hoy, para recordar a un intérprete que se nos acaba de ir, como ha sido Vital Noval Álvarez de 69 años, de Mieres, buena persona, buen amigo y buen cantante, hago esta referencia a su rango honesto y afectivo, diciendo que cuando le conocí cantaba una letra que refería a Laviana, posiblemente la localidad más citada en las tonadas asturianas.

Decía en la primera cuarteta: "El cortexar en Laviana / ya me está saliendo caro: / Treinta riales de tachueles, / gasté yo camín de Entrialgo". La copla sigue, pero da la mismo. Desde entonces fuimos amigos. Coincidentes en "Minas y Mineros", coincidentes en respeto y en la tonada, coincidentes en el bable. Y en credo religioso. Y porque el pasado 17 de este noviembre ha sido incinerado, no puedo por menos que recordarle como persona de bien. Como un amigo que se nos ha ido.

De Mieres es asimismo otro intérprete, Gene Fernández -al que, a propósito, encontré en el tanatorio de Mieres, junto a muchos otros intérpretes de tonada, donde quisieron despedir al bueno de Vital Noval-. A Gene Fernández le conocí a través de un vídeo, donde lanzó una canción, de la que ignoro el título, pero que me llevó a tiempos ya muy lejanos. "Pero mira cómo se pasea / la guardia civil por la carretera?". La letra sigue y la letra tiene historia y sentimiento. Y, al escucharla, algo se agitó en mis recuerdos, oyendo aquella canción? ¿por qué?

Rememorando, llegué a una lejana infancia donde Concha de la Cabaña, mi madre, cantaba esa y otras canciones, improvisaba cuartetas y creo que en una visita nada menos que de Mario Roso de Luna (1872-1931) a Tiraña, en busca de tradiciones y cantos sin adulterar, en pos de material para su obra "El tesoro de los Lagos de Somiedo, en 1916, algún familiar suyo si tuvo que ver con los datos recogidos en el valle de Tiraña y aportados al mítico autor. Me le recordó sin mucha exactitud, en sus últimos años.

Pues de ella tenía yo el nebuloso recuerdo de la canción que a Gene Fernández sentí cantar hace un par de años. Me prometió que un día me la cantaría en directo. Espero por ese día. Y espero no equivocarme si el propio Generoso Fernández me dijo que esta canción se la había enseñado "El Che de Cabaños", el de la voz llena de gorjeos musicales. Al Che le veo más a menudo, por ser ambos de la cuenca del Nalón. Y espero volver a sentir estas letras cantadas en tonadas, letras con historia y de trayectoria difícil.

Entre algunos de los que asistieron a despedir a Vital Noval, se habló, evidentemente, de canción asturiana. Y hubo alguien que manifestó su desacuerdo con el trato que se le está dando en algunos medios a la canción asturiana. Y hay quien dijo que ya no va a ver ni oír concursos por no escuchar a presentadores hablando un lenguaje -¿bable?- que ya nadie habla. Hubo varios coincidentes. Hubo más, en el tema. Y un adiós sentido para Vital Noval, compañero?

Compartir el artículo

stats