Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Jose Manuel Ibanez

Calamidades

Cada vez resulta más complicado, al menos para a mi, el levantarse cada día, y hacerlo con moderado optimismo, dado que lo que se nos ofrece deja nulo margen para ello, y bien que nos gustaría que así no fuera. Suelo escuchar la radio bien temprano, y no deja de

La primera resulta buena noticia para los que van a cobrar suculenta prima por la “hazaña”, pero sin practicidad para el resto. Y en cuanto a la segunda otra preocupación añadida al momento que estamos viviendo, y que algún día tendrá que reventar con consecuencias para los de a pie.

Abres el periódico y encontrarte con noticias negativas resulta lo habitual, Leo que en Asturias 46.000 parados no cobran ningún tipo de prestación, ni subsidio alguno, asimismo que los juicios por despidos se están multiplicando. A ello se puede sumar que todos tendrán familia.

Los índices de pobreza están sumiendo en la miseria a personas que hace cuatro días tenían una vida digna, y que en el momento actual no encuentran solución ni explicación a este imprevisto cambio radical.

La mendicidad ha sufrido un repunte nunca visto, e incluso se ha vuelto a algo que hace años parecía erradicado, cual es pedir puerta a puerta, limosna y comida.

Así que la frase del director Sanitario de los Geriátricos de Asturias referente a las UCIS, de que la situación “está muy jodida”, bien se puede aplicar al conjunto de calamidades que estamos padeciendo, con pocos visos de mejora.

Hace tiempo que me resulta imposible el reflejar temas más agradables, pero en coincidencia con el citado director, la cosa está tan “jodida”, que no hay modo de poder plasmarlo en mis opiniones.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats