Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

José Manuel Ibáñez

Deseos y peticiones

Resulta recurrente en estas fechas hacer balance del año que se acaba –uno mismo apostillaría que está bien por allá–. Pero también pedir para el entrante buenas ideas y propósitos de cambios diversos, además de soluciones para mejorar nuestro entorno.

En el revoltijo de “buenos propósitos” se llevan la palma siempre los mismos: hacer más deporte, o cuidar la dieta, pero sobre todo dejar de fumar. Simple ejemplo: mis amigas Ana y Claudia llevan años con esta buena intención, y suelen aguantar hasta Reyes, como la inmensa mayoría. En general las peticiones para el 2021 son amplias, pero existe consenso común en que la maléfica pandemia sea pronto de un mal recuerdo, algo que nos cambió la vida a todos, haciéndonos pensar en lo felices que éramos antes de ella, y no lo sabíamos apreciar.

A lo largo del año son muchas las cosas que uno observa que necesitan mejorar en nuestro entorno cercano, algunas ya las he extrapolado. También las que me hacen llegar informantes diversos, preocupados por temas que se enquistan no viéndoles solución desde hace años.

Voy a destacar unas cuantas, que por añejas merecen ser expuestas de nuevo: La ruina de las piscinas de La Reguera, tras más de una década abandonadas; los troncos en ambos lados del paseo Lada-Sama que han desaparecido en su casi totalidad; las baldosas rotas o sueltas en todo el concejo; algunos dueños de mascotas que siguen campando a sus anchas sin preocuparse de cumplir la Ley, y que se van siempre de rositas. Todos tenemos ganas de ver publicitado el nombre de alguno al que le hayan impuesto una buena multa, pues seguro que no reincidirá. Más vigilancia en el más amplio sentido de la acepción, o el uso y abuso de lo “social”, que salta a la vista que existen “aprovechados” que su asocial actitud redunda negativamente en los verdaderos necesitados.

Tengo nula fe en que se solucione algo de lo detallado, e incluso esta opinión –pienso– seguirá teniendo plena vigencia dentro de un año.

Mejor no, pero…

Compartir el artículo

stats