Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ricardo Montoto

Dando la lata

Ricardo V. Montoto

Preocuparse

Y ahora, la viruela del mono. Es que esto suena a chiste. Cuando crees que nada más nos puede pasar, hala, ahí viene otra. Que el presidente Sánchez es un gafe de tomo y lomo está requetedemostrado. Fue llegar él, despertar el fantasma de Franco, y armarse la marimorena, que estamos pagando los demás. Hay gente con suerte y hay gente que da suerte. Sánchez es de los primeros. Y aquí está el pueblo para demostrarlo, pasándolo fatal.

Bueno, pues pocas tonterías con la viruela porque Fernando Simón ha manifestado que es poco probable que tenga una incidencia preocupante en España. ¿Qué significa esto? Pues que hay que ponerse en lo peor. Y me temo que nos lo estamos tomando a la ligera, tan distraídos con la visita del rey Juan Carlos que nos olvidamos del coronavirus, de Ucrania y del precio de la luz. Y la viruela del mono nos pillará mirando para otro lado, entretenidos en cualquier bobada.

Y hablando de cosas preocupantes, hoy se ha publicado que los españoles somos los europeos que más hemos engordado durante la pandemia. Y las pruebas están en la calle, que cada día nos parecemos más a los manatíes. El pasado fin de semana, cenando en una terraza tuve enfrente a seis chicas veinteañeras y todas ellas rebosaban de las sillas. Ni dos sillas juntas habrían sido suficientes para acoger a cada una de ellas con un mínimo de holgura. La obesidad infantil y juvenil está yendo a más a un ritmo alarmante y, de seguir por este camino, tendremos que ampliar los centros escolares, no por el incremento del número de alumnos sino por su volumen. Y a ver quién es el hábil que les vende un coche utilitario. Claro, porque el engordamiento general repercute en un montón de aspectos cotidianos, comenzando porque todo ha de ser más grande. Porque si una gorda de las del otro día lograse entrar en mi cuarto de baño, seguro que habría que tirar un tabique para rescatarla. Y así vamos malamente.

Compartir el artículo

stats