Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Papusza: poetisa, gitana y feminista

Genealogías y retos para un feminismo inclusivo

La poeta  polaca gitana Papusza.

La poeta polaca gitana Papusza.

Bronislawa Wajs, conocida como Papusza, fue la primera poetisa gitana de cuya obra hay constancia. Mujer, trabajadora incansable, madre y esposa: no tuvo una vida fácil, como la mayoría de las mujeres de su tiempo. Además, sobrevivió a la persecución nazi, burló las leyes antigitanas y antisemitas con la fuerza de su intelecto y cuidó a varios judíos perseguidos poniendo a su disposición la sabiduría y las practicas cotidianas de resistencia de quienes llevan toda la vida escapando de la muerte. Pese al rol fundamental que tuvo en y para su comunidad, pese a los reconocimientos internacionales que los grandes hombres ilustrados de su tiempo hicieron a su obra, Papusza murió sola y pobre. Su historia es triste y conmovedora al mismo tiempo, pero es una historia que a la gran mayoría de las mujeres no nos sorprende: la historia de Papusza también es la historia de mi abuela.

Mi abuela también fue gitana, también huyó de la guerra en Europa, y también sobrevivió a violaciones, al hambre, a los maltratos dentro y fuera de casa y al estigma social. La historia de Papusza como símbolo, como metáfora, puede servirnos a las mujeres más jóvenes para reconocer el dolor y la lucha diaria de nuestras antecesoras.

La historia de las mujeres no es fácil de leer, porque no suele ser un cuento con final feliz, pero es un ejemplo abrumador de fuerza y resistencia implacable. Por eso es importante rescatar a Papusza, sus poemas, traducirlos y divulgarlos, porque las genealogías feministas son la base de nuestras reivindicaciones y luchas, son los abrazos tiernos de nuestras abuelas que lo curan todo. Ellas nos abrieron el camino y empezaron la lucha, con toda la ilusión del mundo, para que nosotras, sus nietas, pudiésemos tener una vida mejor. Papusza es una de las pioneras del feminismo gitano, referente para las generaciones actuales, y su vida es un ejemplo de lo que significa ser mujer, gitana y feminista.

Papusza sobrevivió a la persecución nazi y cuidó a varios judíos perseguidos

decoration

El feminismo gitano quiere dar visibilidad a las mujeres gitanas, enunciar sus problemáticas diarias, marcadas por discriminaciones raciales sistemáticas. Este movimiento busca la interseccionalidad, lo que implica dar voz y poner en el centro del debate público las dificultades de aquellas mujeres que habitan el margen de la sociedad mayoritaria, encarnando todas sus contradicciones, paradojas e injusticias estructurales. Por eso, de cara a un día tan importante como el 8M, debemos comprometernos con un nuevo reto: ser inclusivas. Porque si algo caracteriza al movimiento feminista es su diversidad.

Somos muchas y somos diversas, tenemos ideas diferentes y reivindicaciones que a veces no coinciden, pero si algo nos une, es que todas luchamos para ampliar nuestros derechos y los de aquellas personas más vulnerables. Ser feministas inclusivas significa no dejar a nadie atrás. Ni a las compañeras gitanas, ni a los ejemplos de vida, amor, lucha y resistencia que suponen para nosotras nuestras madres y abuelas. Y también significa rescatar del olvido de la historia patriarcal la vida y la obra de mujeres excepcionales como Papusza.

Compartir el artículo

stats