28 de enero de 2019
28.01.2019

El Marino tumba al Caudal

Un tanto de Fassani afianza a los luanquinos en la segunda plaza y eleva a nueve sus partidos sin perder

28.01.2019 | 01:15
El caudalista Cristian dispara a puerta ante la presión de varios futbolistas del Marino.

El Marino tumbó ayer el Caudal en Mieres y se enganchó a la Liga de la mejor forma: con un triunfo de prestigio en una plaza complicada. Los luanquines sumaron ayer su noveno partido sin perder y se afianzaron en la segunda plaza. El resultado de ayer deja al Caudal, por su parte, alejado a once puntos del líder Lealtad. Los mierenses van a tener muy difícil pugnar por el título, un fracaso para su afición que sólo podrían solventar con el ascenso a final de curso.

Aunque parezca complicado poder hablar de fracaso en el mes de enero, en el seno del caudalismo es el sentimiento latente de una afición que se veía como máxima candidata al título en verano. La derrota de ayer es dolorosa en lo deportivo para el Caudal, pero más en lo anímico pues ha sido la confirmación de que este plantel necesita carácter para intentar solventar el curso con buena nota sellando el regreso a la categoría de bronce del fútbol nacional.

El duelo del Antuña se presentaba apasionante entre los dos grandes aspirantes al título de la categoría junto al Lealtad. Dos favoritos que estaban lejos de los de Villaviciosa y que necesitaban un triunfo de prestigio pero, sobre todo, sumar tres puntos para no alejarse de la lucha por el campeonato. Los marinistas apostaron por la paciencia y la solidez defensiva para ganar a un Caudal al que se le atragantan los rivales que se le encierran ante su alarmante falta de desequilibrio en los últimos metros.

El Caudal salió mandón y las primeras ocasiones fueron suyas como en un córner que, solo, no pudo rematar Omar Hernández en el área pequeña o un cabezazo fuera de Prosi a centro de Jandrín desde la derecha. El Marino supo aguantar este arreón mierense sabedor de que los de Tomé se van difuminando con el paso de los minutos y la precipitación hace que surjan los errores a aprovechar. Así, Luis Morán dio el primer susto en el minutos 27 cuando envió un disparo al larguero.

En el segundo acto la tónica fue la misma ante un Caudal cada vez más ansioso y con menos ideas. La ocasión más clara de los locales fue un envió al larguero de Prosi desde la frontal pero en los últimos copases el Marino pudo marcar en dos contras que desvió el meta Lucas. Una, un mano a mano de Fassani, y otra un disparo de Álex Arias. Fueron el preludio de un tanto que llegó en un córner tras un mal despeje del portero que remachó Fassani para alejar de la Liga al Caudal.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Disfruta del paraíso sportinguista

En el Área Movistar LaLiga la afición rojiblanca puede elaborar sus propios cromos o probar sus conocimientos del club.