04 de diciembre de 2019
04.12.2019

Las nóminas de la plantilla del Avilés siguen sin llegar

La situación del club del Suárez Puerta, enquistada una jornada más

04.12.2019 | 01:04
Anne Ignacio.

El Avilés sigue sin estar al día en el pago a los jugadores de la primera plantilla, la que gestiona Norte Proyectos desde finales de la pasada temporada. Aunque la empresa balear afirmó que los cobros de la última mensualidad llegarían el lunes, la plantilla ha llegado al miércoles sin tener novedad al respecto de la situación. Esto está importunando a los jugadores del Avilés, que, en algunos casos, piensan con pedir la baja al club. Una medida con pocos visos de tener recorrido en caso de que lo hagan ya que Ramiro de Lillo lo ha intentado y se le ha denegado.

El club se basa en la importancia del argentino para no aceptar su voluntad de irse. Según el entorno del futbolista, De Lillo no busca militar en otro equipo, y, aunque se solucionara el problema de los retrasos en las nóminas, estaría igualmente dispuesto a abandonar la disciplina de César Gálvez puesto que su desencanto nace de "problemas personales" y su voluntad es regresar a casa.

También sigue formando parte del club Diego Pantoja. El delantero, que solo ha firmado un gol en todo el curso, está a la espera de que el Avilés pague lo que le debe para poner rumbo a su próximo destino. Su salida lleva siendo un secreto a voces desde hace semanas, cuando pidió voluntariamente salir del equipo. Tampoco entra en los planes de futuro más inmediatos del Avilés, debido al poco rendimiento en forma de goles que, el voluntarioso ariete, ha podido aportar en su singladura en la nave del Suárez Puerta. No son los únicos que barajan irse en el futuro.

Un futuro, que como se lleva contando semanas -después de la derrota contra el Navarro en el derbi- no está nada claro. Norte Proyectos Deportivos no hace declaraciones en público y el apagón informativo de alguno de sus miembros se prolonga ya desde hace algún tiempo. Solo Florentino Alonso, el director de comunicación, parece estar dispuesto a dar la cara en esta complicada situación.

Si bien, el peso de Alonso en el club es meramente administrativo y está lejos de lo que sucede en el campo, allí donde se siguen esperando refuerzos. Hasta ahora, han llegado dos. Son Abraham Albarrán y Axel Pandiani, hermano de Nico Pandiani. También se ansían como agua de mayo la tramitación de la ficha del central colombiano Caicedo. Las fuentes consultadas hablan de que podría estar listo de forma inminente para jugar. Pero ese discurso se lleva escuchando también mucho tiempo. Cierto es que los trámites burocráticos para tramitar su ficha son farragosos.

Así las cosas, el Avilés sigue en el mismo punto en el que estaba, a la espera de que Norte Proyectos relance su idea en Asturias.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes