10 de septiembre de 2020
10.09.2020
La Nueva España

Solidez para el Círculo

El ala-pivot Javi Lucas se considera un "jugador de equipo" y espera "ayudar en lo que haga falta para alcanzar el objetivo"

09.09.2020 | 23:35
Javi Lucas con tres jóvenes seguidores del Círculo.

Javi Lucas está llamado a ser un hombre importante en el juego interior del Círculo Gijón esta temporada. A sus 33 años y con sus 2,08 de altura tratará de aportar solidez debajo de las canastas.

"Puedo jugar en la posición de cuatro o en la de cinco, voy a intentar hacer lo que se me pida, defender, anotar... trataré de hacerlo lo mejor que pueda", manifestó el jugador en el acto de presentación que tuvo lugar al medio día de ayer. Lucas se define como "reboteador en defensa" pero que "dependiendo del partido puedo ayudar más o menos en ataque". Y se considera "sobre todo un jugador de equipo y ahí voy a estar para lo que haga falta". Una conversación con el entrenador Nacho Galán y también con el jugador Marcos Portález con el que coincidió en Castellón, "ellos me hablaron del proyecto", le convenció para aceptar la oferta del equipo gijonés y llega al Círculo "a trabajar y a entrenar a tope para tratar de ganar partidos".

Javi Lucas considera que "siempre se habla de los objetivos, pero eso es algo que te lo va a dar el día a día y la competición. De nada sirve decir que vas a estar arriba si luego no entrenas duro". El ala-pivot ve "mucha ilusión en la plantilla, pero lo importante es que se trabaje y lo demos todo, así se pueden conseguir los objetivos".

Como todo el mundo Lucas no sabe muy bien cómo se va a desarrollar la temporada: "Ojalá sea normal, que todo vaya a mejor y se pueda jugar la liga entera". Pero reconoce que "nadie sabe lo que va a pasar y por eso es muy importante saber cuáles son las normas y que todo el mundo las cumplan, los jugadores y los aficionados".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Disfruta del paraíso sportinguista

En el Área Movistar LaLiga la afición rojiblanca puede elaborar sus propios cromos o probar sus conocimientos del club.