Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El equipo de Villaviciosa vivió un desagradable suceso en Salamanca: El racismo altera al Lealtad

Maissa aseguró a sus compañeros que recibió insultos de un espectador en el Helmántico tras marcar el gol del empate

Maissa celebra su gol, con Gabri Salazar a su izquierda. |

Maissa celebra su gol, con Gabri Salazar a su izquierda. |

Más o menos a la misma hora que los jugadores del Valencia decidían si se retiraban del partido frente al Cádiz por los presuntos insultos racistas a su compañero Diakhaby, el Lealtad vivía un episodio parecido en el estadio Helmántico. Maissa marcó el gol del empate frente al Salamanca en el añadido y asegura que durante la celebración un espectador le lanzó varios insultos, entre otros el de “mono”. Sus compañeros lo vieron muy afectado e incluso uno de ellos, Gabri Salazar, lo denunció en sus redes sociales. Pero ayer nadie del Lealtad, incluido Maissa, quiso hablar públicamente sobre el incidente.

A diferencia de lo ocurrido en el Ramón de Carranza, el árbitro del Salamanca-Lealtad no reflejó en el acta las quejas de Maissa y otros jugadores del Lealtad. Pese a que estaba muy cerca de su compañero, Gabri Salazar asegura que no escuchó el presunto insulto racista: “Vi a varios espectadores que se acercaron al córner dando voces, pero no sé lo que dijeron. Luego, cuando volvíamos al centro del campo, noté que Maissa estaba triste, le pregunté que había pasado y me dijo que le habían llamado mono”.

Aunque durante la jornada de ayer se rumoreó que la Policía había detenido al presunto autor de los insultos, testigos presenciales aseguran que únicamente le reprendieron de palabra por abandonar su asiento, incumpliendo el protocolo covid que impide a los espectadores seguir los partidos de pie. El presidente del Lealtad, Fran Cabal, aseguró a LA NUEVA ESPAÑA que el club no se plantea presentar ninguna denuncia por lo ocurrido en Salamanca.

Cala hablará hoy del “caso Diakhaby”. Mientras, el central del Cádiz Juan Cala se refirió ayer a la “presunción de inocencia” en alusión al incidente que tuvo el domingo en el Carranza con Diakhaby. Cala se remitió a una comparecencia de prensa que ofrecerá hoy martes tras el entrenamiento del equipo en su ciudad deportiva. El jugador sevillano, no obstante, aludió a la “presunción de inocencia” después de ver cómo se ha tratado el asunto en las últimas horas y añadió que está “muy tranquilo” y que no se va “a esconder”.

Compartir el artículo

stats