Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Imágenes, crónicas y puntuaciones: así fue la jornada para los asturianos de Segunda B

El equipo luanquín supera al coruñés en el primer tiempo y tiene las mejores oportunidades, y aguanta tras el descanso

52

Las imágenes de la jornada de Segunda B Mara Villamuza / Ángel González

Estas crónicas han sido elaborados: Juan Lobato, Pepe Portal, J. Fernández, J. M. Requena y Javier Areces

El Marino tutea al Dépor (0-0)

El Marino logró un empate con sabor a victoria frente a un Deportivo que ve cómo se le complica la clasificación para jugar la próxima temporada en la primera categoría de la Federación Española. El equipo luanquín plantó cara durante todo el partido al conjunto coruñés e incluso fue superior en el primer tiempo, durante el que Lucho García evitó dos goles con buenas intervenciones. El partido se vio marcado por el aparatoso choque entre Morilla y Villares, del que resultó malparado el defensa local, que fue ingresado en la unidad de Maxilofacial del HUCA. A falta de más estudios, Morilla podría sufrir fractura de mandíbula.

Manel, que afrontaba el choque con bajas por la sanción de Nacho Matador y la lesión de César Suárez, tuvo que dar entrada en el lateral izquierdo a Borja Rodríguez, pasando a Guaya al centro de la defensa. El contratiempo de la lesión de Morilla no mermó al Marino, que estuvo a punto de adelantarse a los 20 minutos, tras una buena acción individual de Enol, pero Lucho contestó con una gran intervención. El Dépor era muy previsible por su juego lento, fácil de contrarrestar por los locales.

La única llegada visitante en el primer tiempo fue un centro-chut de Salva Ruiz que Chechu Grana desvió a córner. Poco después de la media hora, Lucho García volvió a intervenir con acierto tras el lanzamiento de una falta por parte de Guaya.

El técnico del Deportivo, Rubén de la Barrera, realizó dos cambios en el descanso para revitalizar a su equipo. Los coruñeses pasaron a tener más posesión de balón, aunque sin llevar peligro, mientras que el Marino buscaba sorprender al contragolpe. A los 67 minutos, Raí, tras pase de Rayco, tuvo una buena oportunidad, pero disparó alto. La mejor ocasión llegó en el 71, en un remate de cabeza de Villares que Chechu Grana, en gran intervención, mandó a córner.

La fatiga pasó factura al Marino en el tramo final, por lo que el Dépor se volcó sobre el área local, pero con pocas ideas para marcar el gol de la victoria y recuperar el liderato. La última oportunidad para los gallegos llegó a falta de cinco minutos, tras un centro de Miku que Miguel Prado envió a córner.

El próximo partido del Marino –que ya ha cumplido su objetivo de jugar en la Segunda RFEF– será el domingo en Santiago de Compostela, en el que no podrá contar, al margen de César Suárez y Emilio Morilla, con Guaya, que vio ayer su quinta tarjeta amarilla. Por contra, Manel recupera a Nacho Matador tras cumplir su sanción.

Marino: Chechu Grana (2); Borja Álvarez (2), Emilio Morilla (s. c.), Trabanco (3), Miguel Prado (2), Guaya (2); Orviz (2), Lora (2); Luis Morán (2), Álex Arias (2) y Enol (2).

Cambios: Borja Rodríguez (2) por Emilio _Morilla, min. 16. Chiqui (1) por Enol, min. 68. Iván Fernández (s. c.) por Luis Morán, min. 78. Prendes (s. c.) por Orviz, min. 78.

Deportivo: Lucho García (2); Bóveda (2), Mujaid (1), Borja Granero (1), Salva Ruiz (1);_Álex Bergantiños (2), Keko Gontán (1), Borges (1), Villares (2), Lara (1) y Miku (1).

Cambios: Raí (2) por Borges, min. 46. Héctor Hernández (1) por Salva Ruiz, min. 46. Rayco (2) por Keko Gontán, min. 47. Adri Castro (s. c.) por Lara, min. 79.

Árbitro: Sesma Espinosa (Comité Riojano). Amonestó, por el Marino, a Guaya, y, por el Deportivo, a Salva Ruiz y a Villares.

Miramar: Unos 300 espectadores.

El entrenador del Marino, Manel, declaró ayer tras el empate ante el Dépor que estaba “contento y muy orgulloso de mis jugadores. Hicimos un gran esfuerzo y aunque al final sufrimos nos llevamos un empate más que merecido”. El técnico añadió que “hay que tener en cuenta que teníamos enfrente a un gran rival como es el Dépor y le plantamos cara durante los 90 minutos”.

Sobre la lesión de Emilio Morilla, el entrenador marinista señaló que “fue una pena, en una acción fortuita, pero últimamente no estamos teniendo suerte. Hace dos semanas sufrimos el percance de César Suárez en el hombro, y ahora la de Emilio. Tenemos una plantilla corta, pero estamos compitiendo muy bien”.

Rubén de la Barrera, entrenador del Deportivo, aseguró que “nos llevamos un punto y seguimos dependiendo de nosotros para lograr meternos en la Primera RFEF. Esperamos mantener la buena racha en casa el domingo contra el Langreo y conseguir el objetivo en esta fase”.

El técnico deportivista reconoció que “el Marino nos planteó dificultades en la primera parte. Nosotros estuvimos mejor en la segunda, pero nos faltó acierto de cara al gol para llevarnos los tres puntos”.

El Lealtad despierta tarde ante el Guijuelo (2-3)

Un Lealtad desconocido se durmió en la primera parte, acabó goleado, con uno menos, para luego, tras el paso por vestuarios, resurgir y estar a punto de igualar el 0-3 que le endosó el Guijuelo. En los primeros 45 minutos los de Clemente Sánchez dieron signos de flaqueza en lo que venía siendo una de sus fortalezas esta temporada: la solidez defensiva. El Lealtad entró algo nervioso al partido y pronto avisó el Guijuelo con un tiro de Isma Cerro, exjugador del Sporting, desde la frontal que fue detenido por Bussmann. El primer gol llegaría pasado el minuto 20. Córner centrado por Isma Cerro que remató Lolo dentro del área pequeña. La polémica llegó en el minuto 29 después de que René Pérez derribase a Isma Cerro. El árbitro tardó en decidir, pero cuando lo hizo pitó penalti y mostró amarilla a René Pérez, que acabó viendo la roja directa por protestar. El Lealtad todavía recibió otro golpe en forma del 0-3. Los cambios en el descanso surtieron efecto y con corazón y empuje, los de Villaviciosa lograron dos goles y rozaron la igualada. Pero despertaron tarde y el 3-3 nunca llegó.

Lealtad: Bussmann (1), Unai (2), René Pérez (1), Jordi Pola (2), Gayoso (2), Iriondo (2), Maissa (1), Juan López (2), Juan Mera (1), Gabriel Salazar (2) y Saha (1).

Cambios: Kofie (2) por Juan Mera; Sandoval (2) por Saha y Jorge Sáez (2) por Maissa, min. 46.

Guijuelo: Salcedo (2), Julián (2), Carlos Rubén (1), Kamal (2), Lolo (3), Eharraly (2), Deco (2), José Martínez (1), Isma Cerro (2), Kike Pina (2) y Damián (2).

Cambios: Manu Molina (2) por Carlos Rubén y Cristóbal (1) por Eharraly, min. 60. Lucas (1) por Julián, min. 64. Andy (1) por Deco, y Abraham (1) por Isma Cerro, min. 75.

Goles: 0-1, min. 21: Lolo. 0-2, min. 32: Lolo, de penalti. 0-3, min. 42: Deco. 1-3, min. 67: Sandoval, 2-3, min. 93: Unai.

Árbitro: Víctor Castellanos Argüeso (Colegio Cántabro). Expulsó al local René Pérez (min. 29). Mostró amarilla por los locales al propio René Pérez, Gayoso Iriondo y a Raúl Menéndez (preparador físico). Y por los visitantes amonestó a Kamal, Lolo, Isma Cerro, Kike Pina y Cristóbal.

Les Caleyes: Unos 200 espectadores.

“Tristemente, solo puedo hacer un balance negativo”. Así lo aseguró el entrenador del Lealtad, Clemente Sánchez, tras caer derrotado ayer por 2-3 frente al Guijuelo. “Nos ha salido todo mal, nos ha pesado en exceso la responsabilidad del partido”, explicó el preparador, que no obstante dejó claro que “eso también le pesó al árbitro”.

De hecho, Sánchez criticó que “no he visto nunca a un futbolista pitar un penalti a favor, es difícil de entender”, en relación a la jugada del penalti de René Pérez sobre Isma Cerro. “Son muchas horas de trabajo, muchos días, nos estamos jugando muchísimo como para que pasen estas cosas”, censuró. El entrenador maliayés no quiso hablar con el colegiado al final del encuentro porque “con la tensión del partido, no sería bueno para mí”.

De cara a lo que queda de campeonato, Sánchez promete “pelear hasta el final. Sabíamos que el partido era clave, no conseguimos ningún punto, pero vamos a seguir peleando”, enfatizó. El preparador del Lealtad aseguró que “tengo esperanza porque sé que vamos a seguir intentándolo hasta el final, aunque cada vez se está poniendo más difícil”.

Respecto al encuentro, remarcó que “con los cambios intentábamos ajustar el marcador, sabíamos que teníamos que asumir riesgos si queríamos tener alguna opción y tuvimos opciones de meternos en el partido, pero no pudo ser”.

El Cova, más cerca del descenso tras perder ante el Coruxo (2-3)

El Coruxo se llevó ayer los tres puntos ante el Covadonga (2-3) en un partido donde casi todas las llegadas se convirtieron en gol. El equipo ovetense, tras la derrota, está muy cerca de consumar el descenso a Tercera División.

El conjunto gallego salió al partido más metido en el encuentro, aprovechando una defensa nerviosa y con errores del Covadonga. En el minuto 10, un centro de Chabboura acabó en un remate de Aarón, libre de marca, que la clavó en la red. 0-1. La defensa visitante se prodigó en despejes largos y así, poco después, otro error defensivo de los locales fue aprovechado por Aarón, que la metió de un tiro raso y cruzado. Cuesta arriba para el Cova, que mostró carácter con todo en contra. Cuatro minutos después Jaime sacó una falta con picardía en dirección a Diego, que se plantó solo ante Alberto y lo batió con clase. 1-2 y había partido. En la recta final del primer tiempo, el Coruxo metió el tercero. Fue Chabboura el que fusiló a Alberto después de cazar un balón que no despejó la defensa. En la segunda parte, el Covadonga dio un paso adelante, buscando perforar la portería de Alberto. Diego hizo una buena jugada por la derecha en el minuto 60. Su acción individual acabó en poder de Pelayo Avanzini, en una especia de pase de la muerte, que lo metió con la izquierda. El Cova lo intentó hasta el final, pero acabó perdiendo, aunque bien pudo empatar en los últimos minutos con una buena oportunidad de Javi Martón. Con este resultado, el Covadonga pende de un hilo para evitar el descenso. Todavía tiene opciones matemáticas, pero dependerá de otros resultados.

Covadonga: Hugo Escobar (2); Castiello (1), Aitor Ferrero (1), Aitor Elena (2), Álvaro García (1); José Luis (1), Pablo Tineo (1), Jaime (2), Diego (3); Javi Martón (1), Manu Pozo (1).

Cambios: Manu Rodríguez (1), por Castiello en el min. 59. Pelayo Avanzini (2) por Pablo Tineo en el min. 59. Font (1) por Manu Pozo en el min. 59. Michel Secades (1) por José Luos, en el min. 68. Naredo (1) por Álvaro García en el min. 68.

Coruxo: Alberto (1); De Vicente (1), Andriu (2), Crespo (1), Aitor Aspas (1); Trigo (1), Chevi (1), Aarón (2), Mateo (1); Chabboura (2) y Silva (1)

Cambios: Mangana por Silva (1) en el min. 66. Pedro Vázquez (1) por Trigo en el min. 66. Álex Ares (1) por Chevi en el min. 66. Rivera (s.c.) por Aarón en el min. 85.

Goles: 0-1, min. 10: Aarón. 0-2, min. 20: Aarón. 1-2, min. 24: Diego. 1-3, min. 45: Chabboura. 2-3, min. 60: Pelayo Avanzini.

Árbitro: Gargantilla Fernández (extremeño). Amonestó a los locales Castiello, Jaime, Secades, Naredo y Aitor Ferrero, y a los visitantes Andriu, Silva, Mateo y Chevi.

Juan Antonio Álvarez Rabanal: unos 120 espectadores. Se guardó un minuto de silencio en memoria de Ramiro Álvarez, abuelo del jugador local Jaime.

El entrenador del Covadonga, Fermín Álvarez, puso el foco en los errores defensivos para analizar la derrota de su equipo ante el Coruxo.

“Los analizamos, los trabajamos, pero seguimos sin entenderlo. El fútbol tiene dos facetas y si solo eres bueno en una, y malo en la otra, no tendrás rendimiento. La faceta defensiva es fundamental. No somos un equipo aguerrido y lo asumimos, pero hay una parte de compromiso y concentración que tampoco realizamos y es la que más me enfada”.

Fermín, que asume que el descenso está muy cerca, dijo que dará la oportunidad de jugar a los más jóvenes en los últimos partidos. “Hay gente que pudo disfrutar de 30 partidos de Segunda B. Somos los últimos y no lo hicimos bien durante la temporada. No tienen derecho a pedir jugar estos últimos partidos y sí vamos a dar la oportunidad a los de abajo, que lo merecen”, finalizó Fermín.

El Vetusta resiste los ataques del Pontevedra (0-0)

El Requexón resistió la magia de Charles. El empate sin goles entre el Vetusta y el Pontevedra (0-0) ayer en Oviedo supone la pérdida del liderato para el equipo gallego en detrimento del Coruxo, mientras que para el filial oviedista significa mantener la tercera posición, que intentará refrendar el siguiente domingo ante el Guijuelo. El filial oviedista sigue así sano y salvo y continúa firme en su lucha por la permanencia en la categoría. Los azules incluso pudieron adelantarse en algún peligroso acercamiento y no perdieron la cara al partido entre todos los ataques de los gallegos.

Emilio Cañedo, tras la fuerte goleada sufrida ante el Coruxo (4-0), introdujo dos cambios en su equipo. Kane Sarr entró en la portería por Berto Hórreo y estuvo muy seguro, aunque no tuvo mucho trabajo en el cómputo global.

David Amez, por su parte, sustituyó a Jorge Mier, con problemas físicos. El Vetusta mostró de nuevo su principal problema: la carencia de gol. Aunque como punto positivo, en esta ocasión mejoró en el aspecto defensivo ante un equipo veterano y con experiencia como es el Pontevedra, que tiene un jugador de la talla de Charles. Los gallegos dominaron durante casi todo el partido, sobre todo en la segunda parte, en la que el conjunto visitante tuvo ocho saques de esquina, todos ellos bien resueltos por los azules. En la primera parte lo más reseñable fue una doble ocasión para el Vetusta en un balón a la espalda de la defensa que cazó Javi Cueto, sin éxito en el remate final.

En el segundo acto, el dominio gallego se acentuó en El Requexón, sobre todo con un Damiá Sabater muy activo, y un atinado Álex González por la izquierda, que puso en jaque al Vetusta en varias ocasiones. De hecho, el atacante rozó el gol en un peligroso tiro que se fue desviado.

El Vetusta tuvo una muy clara en el minuto 60 con un buen remate del extremo Dani Sandoval, al que respondió Álvaro Cortes con un gran despeje. El balón le cayó a David Amez, que remató fuera. Cañedo movió el banquillo y el equipo trató de mantener el resultado. Cañedo tiró de Pedro Inglés, que entró para mantener viva la defensa y el acoso visitante siguió hasta el final, pero el marcador no se movió.

El Vetusta firmó así su segundo empate en casa y tendrá en la siguiente jornada ante el Guijuelo un duelo clave para amarrar la permanencia.

Vetusta: Kanne Sarr (2); Amez (1), Ugarte (1), Armenteros (2), Raúl Prada (1), Guille Bernabéu (1), Sierra (1), Eloy Ordoñez (1), Sandoval (2), Álex Meléndez (1) y Javi Cueto (1).

Cambios: Erik Aguado (1) por Eloy Ordoñez en el min. 66. Álex Suárez (1) por Álex Meléndez en el min. 66. Pedro Inglés por Raúl Prada en el min. 75. Joselu Guerra por Guille Bernabéu en el min. 75. Steven por Javi Cueto en el min. 82.

Pontevedra: Álvaro Cortés (2), Santi Figueroa (1), Víctor Vázquez (1), Xisco Campos (1), Eneko Zabaleta (2), Adrián Cruz (1), Imanol García (2), Damiá Sabater (2), Charles (1), Álex González (2) y Rufo (1).

Cambios: Borja Martínez (1) por Adrián Cruz en el min. 62. Pitu (1) por Damiá Sabater en el min. 70.

Árbitro: Palencia Caballero (vasco). Amonestó a los locales Dani Sandoval, Eloy Ordóñez, Javi Cueto, Steven, al técnico Emilio Cañedo, y al visitante Adrián Cruz.

El Requexón.


El técnico del Vetusta, Emilio Cañedo, valoró el empate ante el Pontevedra y dijo que “fue un partido muy disputado contra un muy buen rival construido para otros frentes, no para este formato en el que nos encontramos. Creo que en todo momento estuvimos en el partido y tuvimos la ocasión más clara”.

Sobre lo que resta de temporada, el técnico del filial del Oviedo dijo que “lo que tenemos son cuatro finales muy importantes para nosotros. En casa, somos un equipo muy competitivo y el que más tranquilidad tenga hasta el final es el que va a conseguir la salvación”.

El Sporting B se complica ante el Salamanca (0-0)

El Sporting B no supo pescar en río revuelto en un encuentro frente al Salamanca en el que hubo de todo menos goles. El árbitro expulsó al jugador charro Telles y a hasta tres integrantes del cuerpo técnico salmantino, incluyendo al entrenador y al delegado y la Policía Nacional acabó identificando a algún miembro de la delegación salmantina por dirigirse al colegiado tras finalizar el encuentro.

Los rojiblancos tuvieron el dominio del encuentro, pero no consiguieron plasmarlo en ocasiones claras. De hecho, fue el Salamanca el equipo que dispuso de las mejores del encuentro. El empate deja muy tocado al filial sportinguista, cuyas opciones de mantenerse cada vez son más improbables.

El Sporting se adueñó del balón desde el primer minuto de encuentro, fiel a su idea de llevar el peso de los partidos, con un estilo de juego combinativo y vistoso pero que, al menos en el día de ayer, adoleció de falta de mordiente. Le faltó al Sporting ayer nervio: más centros al área, más disparos, más completar las jugadas. Se antoja complicado ganar un encuentro, por mucho que domines, si no intentas ningún disparo a portería. Tampoco el Salamanca desgastó los guantes de Christian Joel, que no tuvo que intervenir en la primera parte.

El primer susto de la segunda parte se lo llevó, sin embargo, el Sporting, nada más comenzar. Una pérdida en el centro del campo abrió la puerta al contragolpe del Salamanca, que culminó con Camacho pisando área y poniendo un centro-chut al segundo palo. Allí lo recogió Juancho para llevarlo a la red, pero el linier levantó la bandera y el colegiado anuló el gol por fuera de juego.

El partido cambió a los veinte minutos de la segunda mitad, cuando el visitante Telles vio la segunda amarilla por evitar la reanudación del juego en una falta. Los rojiblancos se desabrocharon y empezaron a pisar área rival con mucho más convencimiento y efectivos. La más clara del Sporting la dispuso Lucas, pero su rematé lo rechazó el exsportinguista Javi Benítez con una buena parada.

En el tramo final del encuentro, el Salamanca dispuso de las ocasiones más manifiestas, con disparos exteriores y un remate de Juancho desde el corazón del área, a bocajarro, que se le fue arriba. En los minutos finales, el Salamanca, con continuas interrupciones consiguió que no se jugara, cortocircuitando al filial rojiblanco.

Sporting B: Christian Joel (1); Bogdan (1), Pelayo Suárez (3), Zalaya (1), Pablo García (2); Mecerreyes (1), Pelayo Pérez (2), Lucas (2); César (1), Gaspar (2), Iván Elena (1).

Cambios: Santamaría (1) por Iván Elena, min. 63 Koné (1) por César y Oyón (1) por Lucas, min. 76. Mateo (1) por Pelayo Pérez y Trabanco (1) por Mecerreyes, min. 83.

Salamanca: Javi Benítez (1); Nacho López (1), Ayala (1), Molina (1), Anderson (2); Llorente (2), Amaro (1), Telles (1); Camacho (1), Juancho (2), Chávez (2).

Cambios: Uxio (1) por Camacho, min. 74. Ernest (1) por Chávez, min. 81. Kristian (s. c.) por Nacho López y Luis Martínez (s. c.) por Juancho, min. 89.

Árbitro: Recio Moreno (navarro). Amonestó a los locales César, Gaspar y Zalaya y a los visitantes Amaro y Molina. Expulsó al visitante Telles por doble amonestación (minutos 42 y 64), al entrenador salmantino Lolo Escobar, el delegado Manuel Fornieles y el miembro del cuerpo técnico José Escobar.

Mareo: Partido a puerta cerrada.

Sergio Sánchez, entrenador del Sporting B, aseguró que, pese a seguir sin encontrar la victoria, “seguimos persiguiendo el objetivo” de la permanencia. El entrenador rojiblanco criticó que “el partido duró 50 minutos, no 90”, en base a las continuas pérdidas de tiempo del Salamanca, y señalando al colegiado. “Se le escapó el control, fue un esperpento, nos desquició a todos”, explicitó, aunque concediendo que “con uno más nos faltó pausa e interpretar mejor el encuentro”. De cara a lo que queda de temporada, aseguró que “nuestra misión es hacer los 12 puntos”.

Compartir el artículo

stats