Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un lujo para Villaviciosa: El Rodiles jugará en la Copa frente al Burela, el mejor equipo femenino del mundo

La plantilla del Pescados Rubén Burela que ganó la liga de Primera la pasada temporada. A la drecha, Julio Delgado, durante un partido del Burela. | PRB

Villaviciosa vivirá el próximo miércoles, día 8, un día muy especial para el fútbol sala femenino, ya que el Spring Cider Rodiles recibirá al Burela, considerado el mejor equipo del mundo. Será la primera vez que un equipo asturiano participa en la Copa del Rey o de la Reina, con el atractivo añadido de que el actual técnico del Rodiles, Julio Delgado, fue el artífice del ascenso hacia lo más alto del equipo gallego.

“La clave está en la profesionalización”. Así explica Delgado que un equipo de una localidad de 10.000 habitantes fuese elegido la pasada temporada como el mejor del fútbol sala femenino del mundo. Julio Delgado vivió de cerca la evolución porque antes de hacerse cargo del Pescados Rubén Burela femenino fue jugador y entrenador del equipo masculino. “Estuve más de veinte años en el Burela, en los que pasé por todas las categorías”, señala el técnico salmantino, que pasó de luchar por la permanencia en la Primera División masculina a las máximas aspiraciones en la femenina.

Un lujo para Villaviciosa

“Llegué en la temporada 2014-15 y en la siguiente ya fuimos campeonas”, explica Julio Delgado, que en sus dos últimas campañas al frente del equipo gallego logró todos los títulos nacionales. Por eso el Burela fue proclamado mejor equipo del mundo y Delgado el segundo mejor entrenador: “Acertamos con los fichajes en los dos o tres últimos años, pero lo más importante es que al ser jugadoras profesionales pudimos entrenar todos los días de la semana. Con eso y un poco de suerte llegaron los resultados”.

El Burela es otro mundo dentro del fútbol sala femenino, ya que las jugadoras cuentan con un completo equipo de trabajo: “El cuerpo técnico lo formábamos once personas, con un médico, un fisioterapeuta, podólogo, analista...”. Pese a estar en lo más alto, Julio Delgado decidió el pasado verano afrontar un nuevo reto y ponerse al frente del Spring Cider Rodiles, que tras ocho jornadas es quinto en la Segunda División. “Tengo una mente inquieta”, explica el técnico, ilusionado en Villaviciosa pese a estar en un club a años luz del Burela.

Espera que sus jugadoras y los aficionados de Villaviciosa disfruten con el partido del miércoles, pese a que deportivamente será un trago duro enfrentarse a un equipo como el Pescados Rubén Burela, que hoy tiene la oportunidad de proclamarse campeón de Europa en la final que disputará frente al Pescara en el Palacio de los Deportes de Lugo.

Compartir el artículo

stats