Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ajedrez

"Echo en falta ver a más chicas jugando al ajedrez, cada vez somos menos"

"Quiero acabar el año en el puesto 2.100 del ranking ELO para lograr el título de maestra FIDE"

Paula Martínez, ayer, en el pabellón universitario del CAU. | J. S.

A sus 16 años, Paula Martínez (Oviedo, 2006) está pisando fuerte en los tableros del "Ciudad de Oviedo". La joven ajedrecista dio la campanada venciendo al seis veces campeón de Asturias Enrique Álvarez y, no contenta con eso, hizo tablas con la maestra internacional cubana Yerisbel Miranda. Paula va de sorpresa en sorpresa hasta el jaque mate final.

–¿Cómo descubrió el ajedrez?

–Me enseñó a jugar un amigo. Luego empecé a echar partidas con mi padre, que sabía mover alguna ficha. Empecé a ganarle, me apunté a clases en el colegio y después a mi club, el Ciudad Naranco.

–¿Qué valoración hace de su deporte en Asturias?

–Muy positiva. El nivel de los jóvenes es muy alto. Pero echo de menos ver más chicas, parece que cada vez somos menos.

–Está siendo la "matagigantes" del torneo. ¿Cuál es su secreto?

–De momento me está yendo muy bien, sí. Me siento en una nube, no me esperaba en absoluto este éxito. Todo es gracias al trabajo: estudio mucho, unas tres horas al día, haciendo ejercicios de táctica. Además, juego muchas partidas, tanto online como presencialmente.

–¿Cómo se prepara para la competición?

–Antes de los torneos, trato de hacer ejercicio: camino un par de horas al día en los días previos, para mantenerme en forma y con la cabeza despejada. En lo que se refiere a la preparación táctica, al puro ajedrez, estudio bastante el juego de mis rivales, para ganar toda la ventaja posible antes de que comience la partida. También me centro en mi juego, preparando aperturas y nuevos movimientos.

–¿Cuál es su fuente de inspiración?

–Veo muchas partidas de Capablanca (mítico ajedrecista cubano del siglo pasado), va mucho con mi forma de ver y practicar el ajedrez, pues su estilo era pausado, analizando mucho cada movimiento.

–Tiene entonces predilección por las partidas lentas, la modalidad en la que se compite en el "Ciudad de Oviedo".

–Sí. Soy claramente mejor en partidas lentas: soy muy analítica, me gusta pensar a fondo cada movimiento que hago sobre el tablero.

–¿Cuáles son sus objetivos a medio plazo?

–Quiero acabar el año en el 2.100 del ranking ELO, para lograr el título de maestra FIDE. La semana que viene competiré en el campeonato de España sub-16. Soy la número 2 femenino del país en mi categoría, así que me veo con opciones de ganar, y después participaré en algún torneo más hasta final de año.

Compartir el artículo

stats