Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las Vegas espera a "El Fenómeno"

Joel Álvarez se traslada a Estados Unidos para entrenarse en el UFC Institute con vistas a "pelear a finales de noviembre" / "Estoy con ganas de volver a poner a Gijón en el mapa tras esta parada de seis meses", afirma el asturiano

JOEL ALVAREZ, LUCHADOR DE MMA, EN EL GIMNASIO TIBET. JUAN PLAZA

"No es un adiós a Gijón, es un hasta luego para seguir mejorando". Las Vegas espera ya a Joel Álvarez. "El Fenómeno", referente gijonés y español en las artes marciales mixtas (MMA), se traslada a Estados Unidos, la cuna del UFC, máxima competición de este deporte en la que sueña ser campeón. El objetivo: mejorar la calidad de sus entrenamientos a la espera de nuevas peleas. "Mi entorno me apoya, están todos contentos, salvo mi perro. A ‘Goku’ todavía no se lo he dicho", bromea, con media sonrisa, mientras atiende en LA NUEVA ESPAÑA en el gimnasio Tíbet, la que ha sido su casa durante más de once años.

En las imágenes, Joel, junto a su entrenador, Borja Álvarez, durante una sesión de trabajo en su gimnasio. | Juan Plaza

"Nunca pisé otro gimnasio diferente a este", apunta Joel Álvarez mientras ultima el calentamiento previo a su jornada de trabajo. El ambiente está cargado. Espejos y ventanas, empañados. El "Fenómeno" rompe a sudar. En el ring le espera Borja Álvarez, su entrenador. El resto del equipo, integrado por José Luis Piquero y Enrique Marín, observa. El gijonés lanza los primeros golpes. Oír la fuerza con la que sus guantes impactan sobre las manoplas de su técnico impresiona. "Aquí me entreno bien, pero allí tendré la oportunidad de hacerlo con compañeros de mi nivel, algo que es imposible en Gijón. Siempre he dicho que levantar peso o correr es lo mismo aquí que en China, pero ha llegado un momento en el que necesito medirme con gente de mis atributos", comenta. La idea surgió "por iniciativa propia" y cree que no sólo servirá para dar un pasito más en su preparación, también "para estudiar otros métodos de entrenamiento que en el futuro podamos hacer aquí". Suena un pitido, marcando el final del round. Se toma unos segundos de descanso. Joel se despoja ya de la camiseta.

Las Vegas espera a Joel "El Fenómeno"

"Llevamos una temporada flaco", resume sobre su momento de forma. "El cuerpo está en peso y me noto muy bien. Estamos de lujo", continúa Joel. "Esto de entrenarse para no pelear es jodido, porque es todo general, sin enfocar la preparación hacia el siguiente rival", añade. Atrás queda su último combate, el de la derrota ante el armenio Arman Tsarukyan, la misma que frenó una racha de cuatro victorias consecutivas. "¿Ganas de revancha? No. Lo que hay ganas es de pelear. Sea contra él o contra quien sea", afirma. El pitido suena de nuevo. Vuelve a lanzar golpes, los mismos que previamente le indica su entrenador. El "Patrón" (como Joel llama a su entrenador) anuncia un doble crochet con izquierda y en milésimas de segundo llega la respuesta a su manopla. Están milimétricamente coordinados.

"Espero volver a pelear a finales de noviembre o principios de diciembre. Después de esa, me gustaría volver a pelear a finales de enero", anuncia Joel, que regresará a final de año a Gijón "para renovar el pasaporte" con la idea de retornar inmediatamente a Las Vegas. Allí empezará entrenándose en el UFC Performance Institute, lo que él denomina "el campo base" y donde encontrará trabajando a otros púgiles de la competición. También probará en el "Syndicate MMA", otro centro de alto rendimiento. No descarta sumarse a algún gimnasio especializado en boxeo. "Iré un poco buscándome la vida", resume.

Joel no estará todo el tiempo solo. Una vez se anuncie su siguiente pelea, llegarán refuerzos. "Quince días antes del combate vendrá mi equipo de Gijón para preparar la estrategia", comenta "El Fenómeno". El resto del equipo sonríe. Ellos también tienen ganas de la adrenalina del octágono. "A la afición le digo que esto ha sido una parada de seis meses, pero estamos de vuelta, con muchas ganas de pelear y poner Gijón otra vez en el mapa", subraya Joel mientras continúa lanzando golpes.

Compartir el artículo

stats