02 de mayo de 2008
02.05.2008
40 Años
40 Años

Los sindicatos instan a Areces a acelerar el pacto social ante el frenazo económico

UGT y CC OO atacan a la patronal FADE en el Primero de Mayo y avisan a las empresas de que no aceptarán congelar los salarios

02.05.2008 | 02:00

Langreo revivió ayer su época de manifestaciones obreras. Los sindicatos UGT y CC OO concentraron a afiliados y simpatizantes en la capital del Nalón para conmemorar el Día Internacional del Trabajador. Durante la marcha, que, según la organización, congregó a cerca de 11.000 personas, las centrales exigieron al Principado que ponga en marcha ya las medidas incluidas en el pacto social para conseguir que la región esquive la desaceleración económica. En sus discursos, los líderes de los sindicatos asturianos cargaron también contra la patronal asturiana (FADE), a la que acusaron de estar poniendo la «venda antes de la herida» queriendo congelar los salarios de los trabajadores.


Minutos antes de las doce de la mañana, miles de personas se congregaban en el parque Dolores F. Duro de La Felguera. Por delante tenían tres kilómetros de marcha, hasta el parque Dorado de Sama, que completaron en menos de una hora. Un escenario que no hace demasiados años, según recordaban los sindicalistas, fue muy transitado por las protestas mineras. Antes del inicio de la marcha, los líderes sindicales de la región lamentaban que la banda terrorista ETA hubiera querido empañar el Día del Trabajo haciendo estallar tres bombas contra instituciones sociales del País Vasco. De hecho, la Policía Nacional realizó durante toda la mañana un completo rastreo de la ruta entre Langreo y Sama para velar por la seguridad de los manifestantes.


Sobre el quiosco de la música del parque Dorado de Sama, el primero en tomar la palabra era el ugetista Justo Rodríguez Braga. «El diálogo social, por el que tanto hemos luchado en Asturias, debe ser un elemento de cohesión y hay que impulsarlo. Y en este momento de desaceleración económica la apuesta de la región debería ser la potenciación de sectores como el industrial y el energético, que deben ser nuestro motor tractor», aseguraba Rodríguez Braga ante los miles de manifestantes congregados. Y alertaba de que es la hora de un cambio del modelo productivo para Asturias.


«No caben confianzas ni relajación pensando que en Asturias nos puede ir mejor que a otras comunidades». Ésta era la alerta que realizaba desde el estrado el secretario general de CC OO, Antonio Pino. El sindicalista apuntaba que «el año pasado 19.000 jóvenes salieron de nuestra región porque no tenían acomodo en nuestro mercado laboral, y las cifras demuestran que esto ha dejado de ser una leyenda urbana y es ya una realidad». Al igual que Rodríguez Braga, Pino aseguraba que el pacto social «no se ha puesto en marcha debido a la pasividad del Gobierno autonómico».


El líder de CC OO pidió al presidente del Ejecutivo regional, Vicente Álvarez Areces, «que no se equivoque al hacernos pensar que firmamos un buen acuerdo de pacto social y ahora, cuando es más necesario que se pongan en marcha muchas de las medidas recogidas en el documento, se esté retrasando. Es algo urgente y que la región necesita».


Además, el consejero de Economía, Jaime Rabanal, aseguró ayer en declaraciones a «Europa Press» que las previsiones de crecimiento para Asturias deben estar en el 2,4%. Y advirtió de que «varias empresas pasan por dificultades en los próximos meses», a pesar de que la desaceleración económica en el Principado será menor.


Pero las mayores críticas sobre el escenario del parque de Sama se las llevó la Federación Asturiana de Empresarios (FADE). Braga aseguró durante su intervención que «la única forma de afrontar esta desaceleración es mantener el poder adquisitivo de los salarios, ya que en Asturias hay más de 160.000 trabajadores que cobran menos de 1.000 euros». Antonio Pino también acusó a la patronal de querer sacar tajada del nuevo escenario económico «congelando salarios».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

IBEX- 35


Enlaces recomendados: Premios Cine