20 de mayo de 2008
20.05.2008
 

El Gobierno regional se compromete a agilizar la obra pública ante el frenazo inmobiliario

FADE demanda también la subida de los precios de la vivienda protegida, frente a la opinión de los sindicatos

20.05.2008 | 02:00
En primer término, los consejeros Torre y Buendía. Al fondo, Justo Braga (UGT), Antonio Pino (CC OO), Severino G. Vigón (FADE) e Ignacio Núñez (FADE).

Oviedo, L. G.


El Gobierno asturiano se comprometió ayer a «agilizar en la medida lo posible» la licitación de obras públicas en Asturias para paliar las dificultades que atraviesa el sector de la construcción por el frenazo del mercado inmobiliario y el recorte en la edificación de viviendas. Lo anunció ayer el consejero de Industria, Graciano Torre, tras la reunión que el Ejecutivo regional, encabezado por el presidente, Vicente Álvarez Areces, mantuvo con la patronal y los sindicatos para examinar el desarrollo de los proyectos del pacto social, el llamado ACEBA. Las consecuencias de la desaceleración económica y, de manera singular, los problemas de la construcción marcaron en parte ese encuentro.


«La tramitación de obras públicas lleva unos plazos legales, pero en la medida en que sea posible se agilizará la licitación», señaló Graciano Torre, y explicó que el nuevo crédito extraordinario que prepara el Ejecutivo y del que ayer informó a los agentes sociales puede contribuir a generar actividad para las pequeñas y medianas empresas de la construcción. El Consejero remarcó que ese segundo crédito, pensado para sortear las limitaciones inversoras que impone la prorroga presupuestaria, financiará obras en los concejos, proyectos que pueden favorecer la actividad de las pymes de la construcción.


La Federación Asturiana de Empresarios (FADE) llevó también a la reunión la petición de que el Principado acceda a elevar los precios máximos de la vivienda protegida. La organización que lidera Severino García Vigón recogió así una demanda de los promotores, que han planteado incrementos superiores al 15 por ciento. El sector quiere impulsar este tipo de promociones como alternativa al deterioro del mercado de la vivienda libre, pero alega que los precios máximos actuales no son atractivos para las empresas. El Gobierno asturiano evitó ayer concretar hasta dónde está dispuesto a llegar con una revisión de precios que, según los constructores, está justificada por el aumentos de costes que supuso la aplicación del Código Técnico de la Edificación. El sindicato CC OO expresó ayer su rechazo a «un pacto a dos bandas» -entre Gobierno y patronal- que encarezca la vivienda protegida.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

IBEX- 35


Enlaces recomendados: Premios Cine