29 de julio de 2009
29.07.2009
 

El salario de los asturianos subió un 4,9% en Asturias en 2008, según el INE

Las hipotecas caen un 24% en la región, casi el doble que la media nacional

29.07.2009 | 02:00

Oviedo,


J. L. SALINAS / Agencias


Los salarios de los trabajadores asturianos subieron un 4,9 por ciento durante el año pasado, el primero de la crisis económica. El incremento fue ligeramente inferior al del resto del país (5,4 por ciento), según las cifras que divulgó ayer el Instituto Nacional de Estadística (INE). El sueldo medio en la región alcanzó durante 2008 los 21.344 euros brutos al año (antes de retenciones fiscales y otros descuentos). Pese a la subida experimentada por la región, el salario medio de los asturianos está 294 euros por debajo de la media a nivel nacional.


Extremadura fue la región en la que más se incrementaron los salarios durante el pasado año, lo hizo un 6,9 por ciento, seguido de Canarias y Murcia, donde la subida alcanzó el 6,1 por ciento.


El mayor incremento en las nóminas lo notaron los trabajadores asturianos del sector de la construcción, con una subida que el Instituto Nacional de Estadística (INE) cifra en un promedio del 10,43 por ciento. En concreto en el sector de la región el sueldo medio llegó a los 22.623 euros brutos. El siguiente, en cuanto al incremento, fue el de los servicios, con un alza del 7,37 por ciento. En el sector terciario, que da trabajo al 60 por ciento de los asturianos, el sueldo medio es de 19.983 euros. Mientras que en el caso del sector industrial, uno de los pilares fundamentales de la economía regional y donde los salarios son más elevados, el sueldo medio de los asturianos alcanzó los 25.241 euros, lo que supone un incremento con respecto al año anterior del 2,17 por ciento.


El coste laboral por trabajador alcanzó en Asturias los 28.857 euros durante el pasado año. Una cifra inferior a la media del país (29.363 euros). Para 2009, la patronal nacional ha propuesto que se lleve a cabo una congelación salarial para poder hacer frente al nuevo escenario de crisis económica, lo que ha provocado una fuerte fractura en el diálogo social. A pesar de todo, según los últimos datos que manejan los sindicatos de la región, la subida salarial media pactada en los 99 convenios colectivos que entraron en vigor hasta el 31 de mayo de este año, de los que nueve son nuevos y el resto revisados, se situó en el 3,57 por ciento. Esta subida media supone la segunda más alta del país, por detrás de la de Galicia.


A nivel nacional, las actividades de energía y finanzas destacaron por ser las que mayores sueldos y salarios pagaron a sus trabajadores y las que asumieron un mayor coste en beneficios sociales para sus empleados, así como las que más dinero invirtieron en su formación. El Instituto de Estadística constata diferencias «notables» en los costes laborales por trabajador de las distintas actividades, con registros que oscilan entre los 19.041,45 euros anuales brutos de los trabajadores de la hostelería, hasta los más de 55.000 euros por trabajadores en las secciones energéticas y financieras. Las empresas de mayor tamaño (200 y más empleados) pagaron mayores sueldos por trabajador que las empresas pequeñas y medianas. En concreto, las grandes empresas abonaron en sueldos y salarios un total de 27.164 euros por trabajador, frente a los 17.954 euros de las pequeñas, y a los 23.044 euros de las medianas.


Suben los salarios pero bajan las hipotecas. Durante el pasado mes de mayo los asturianos firmaron 1.191 préstamos hipotecarios sobre viviendas (por un importe medio de 110.162 euros, unos 11.000 euros por debajo de la media nacional), lo que supone un descenso del 24,14 por ciento en comparación con el mismo mes del año anterior, según las cifras que maneja el Instituto Nacional de Estadística (INE). El total de hipotecas sobre cualquier tipo de fincas ascendió en el citado mes en Asturias a 1.788, con un capital prestado que superó los 238 millones de euros. A nivel nacional el descenso fue del 14,6 por ciento. La ministra de Vivienda, Beatriz Corredor, afirmó que el repunte de las hipotecas constituidas «demuestra que se acaba la caída y que el sector y los precios se están estabilizando». Los últimos datos oficiales arrojan una caída del precio de la vivienda libre del 8,3 por ciento durante el segundo trimestre del año. Corredor indicó, sin embargo, que aún queda trabajo por hacer para recuperar la normalidad, para lo que consideró necesario que tanto entidades financieras como promotores pongan de su parte.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

IBEX- 35