21 de octubre de 2010
21.10.2010
40 Años
40 Años
 
La delicada situación de la economía
La difícil salida 

El Parlamento europeo aprueba que la baja por maternidad se amplíe a veinte semanas

La Eurocámara quiere alargar el permiso con el 100% del salario, pero halla resistencia en varios países - Los eurodiputados se enfrentan a los gobiernos y piden un aumento del Presupuesto comunitario del 6%

21.10.2010 | 02:00

Estrasburgo, Agencias
El Pleno del Parlamento europeo (PE) aprobó ayer ampliar la baja de maternidad mínima en toda la UE hasta las veinte semanas y con el 100% del sueldo, aunque ahora se iniciará una larga tramitación legislativa, ya que hubo países que votaron en contra. Los eurodiputados que se opusieron a la medida alegaron que la ampliación del permiso tendrá un coste excesivo para las cuentas públicas y sería inviable en el actual contexto de ajuste presupuestario. En España el permiso en la actualidad es de 16 semanas, con las seis primeras después del parto obligatorias para la madre, mientras que el resto son transferibles al cónyuge.

La baja por maternidad de veinte semanas ha sido adoptada por un escaso margen de 327 votos a favor, 320 en contra y 30 abstenciones. El Partido Popular Europeo apoyaba mayoritariamente dejarla en 18 semanas para limitar los costes, mientras que los grupos de izquierda eran partidarios de la ampliación, salvo algunas delegaciones nacionales como los socialistas alemanes o los laboristas británicos.

Según un estudio de impacto encargado por la Eurocámara, ampliar la baja por maternidad a 20 semanas con el 100% del salario tendría un coste de hasta 1.429 millones de euros al año para Francia, 1.324 millones de euros para Reino Unido, 1.150 millones para Alemania y 988 millones de euros para España. Para que se apruebe la norma de forma definitiva es necesario un acuerdo entre la Eurocámara y los Veintisiete. Sin embargo, las negociaciones serán difíciles porque países como Alemania, Austria, Países Bajos y Reino Unido rechazan esta extensión.

El Parlamento europeo también aprobó limitar a treinta días el plazo para que las administraciones públicas y las empresas privadas paguen sus facturas, con el fin de combatir la morosidad y que las pequeñas y medianas empresas dispongan de más liquidez. Tal reforma reduce a la mitad el plazo que recientemente fijó la legislación española para los pagos a proveedores de las empresas privadas, que entrará en vigor en 2013. Las administraciones quedarán obligadas a pagar en treinta días a partir de ese mismo año.

La Eurocámara aprobó además una petición de incremento del Presupuesto de la UE del 6% para 2011, precisamente cuando Bruselas impone recortes y ajustes a los países miembros y después de que los gobiernos de los Veintisiete acordasen que la subida para la UE fuera del 2,9%. El aumento está lejos de la congelación que han defendido Reino Unido, Suecia, Dinamarca, Finlandia, Austria, Países Bajos y República Checa. Estos países exigieron incluso congelar las cuentas comunitarias en respuesta a la crisis.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

IBEX- 35