30 de abril de 2011
30.04.2011
La Nueva España

Más parados que nunca: 4.910.200

La tasa de desempleo escala en España al 21,29% l Asturias pierde en un año otros 12.900 empleos y ya tiene más de 33.000 hogares con todos sus miembros en paro

30.04.2011 | 02:00
Más parados que nunca: 4.910.200

Oviedo,

España no ha llegado a los cinco millones de parados, pero está muy cerca. Según la Encuesta de Población Activa (EPA), el país tiene 4.910.200 personas que buscan trabajo, tres millones más que a finales de 2007, cuando expiraba un largo ciclo de expansión económica que había rebajado la tasa de desempleo a un histórico 8%. Hoy esa misma tasa está en el 21,29%, España tiene más parados que nunca y los resultados de la EPA indican que la destrucción de empleo que ha caracterizado la versión nacional de la crisis no se ha detenido. Asturias aporta 86.900 personas a la cola del desempleo, tampoco ha dejado de destruir puestos de trabajo y ya hay más de 33.000 hogares asturianos con todos sus miembros en el paro. El Gobierno se encomienda a «las reformas» y a la creencia en una cercana recuperación que, reconoce, en todo caso será «débil».

La crisis ha tenido varios «peores momentos» en España y buena parte de ellos los ha marcado la EPA, la herramienta estadística que, dicen los expertos, refleja con mayor fidelidad lo que pasa en el mercado laboral. Con arreglo a los resultados del primer trimestre, el mercado laboral español sigue en proceso de derribo. El mazo de la destrucción de empleo no actúa con la misma intensidad de 2009, el año de la Gran Recesión, pero no se ha detenido: el país ha perdido 242.500 puestos de trabajo en doce meses -la crisis ya se ha llevado por delante 2,2 millones de ellos en tres años- y hay casi 300.000 parados más que a principios de 2010. De un trimestre para otro el balance también es muy negativo (213.000 parados más), si bien este comportamiento es menos extraordinario porque el desempleo suele aumentar siempre en los primeros meses de cada año.

«Creamos poco empleo y el que creamos se destruye pronto». El diagnóstico lo hizo ayer Alfredo Pérez Rubalcaba, vicepresidente primero del Gobierno. Es el retrato de una recuperación económica aún inconsistente y con vías de agua en todos los sectores de actividad. La construcción no toca fondo (pierde 78.500 empleos), los servicios se resienten por la depresión del consumo (74.600 empleos menos) y la industria vuelve a perder trabajadores (82.000) pese a ser el sector más conectado con el despegue económico internacional.

¿Cómo está situada Asturias en ese contexto general? La EPA vuelve a poner en aprietos el discurso del Gobierno asturiano sobre la existencia de un diferencial positivo a favor de la región. El paro, que está en el nivel más alto desde los años más duros de la reconversión industrial (mediados de los 90), sube en Asturias (8,48% interanual, 6.800 parados más) por encima de la media (6,45%) y la pérdida de empleo (-3,21%) también es superior. Asturias tiene 12.900 personas menos trabajando que a comienzos de 2010 y el total de los ocupados (390.600) es el más bajo desde 2004.

El Gobierno asturiano puso el acento en la foto fija del paro para resaltar la diferencia regional. Pese a aumentar, la tasa de desempleo asturiana (18,20%) sigue por debajo de la media (21,29%) y a considerable distancia de seis comunidades que, situadas en la mayoría de los casos en la «zona cero» de la bomba inmobiliaria, superan o rondan el 25% de desempleo: Andalucía (ya con casi un 30% de paro), Baleares, Canarias, Extremadura, Murcia, Comunidad Valenciana y Castilla-La Mancha. En el otro extremo están el País Vasco y Navarra, los territorios más industriales y abiertos a los mercados exteriores. Madrid da señales de engancharse a la recuperación -es la única región donde baja el paro- y la pérdida de trabajo se aproxima a cero en Cataluña, otro gran motor de la economía nacional.

¿Ha tocado fondo el mercado laboral después de tres años de ajuste severo? El secretario de Estado de Economía, el asturiano José Manuel Campa, actuó como portavoz de la opinión del Gobierno y dijo confiar en «una mejoría de la ocupación que debería empezar a percibirse en abril» y auguró una recuperación del empleo «sostenida», aunque «débil», durante el segundo semestre. La EPA, añadió Campa, muestra un balance «negativo» que debe «acelerar» las reformas pendientes, en alusión a la que intentan concertar empresarios y sindicatos para modificar la negociación colectiva.

Que España esté a un paso de los cinco millones de parados y Asturias rozando los 87.000 demuestra, a decir de las direcciones sindicales de UGT y CC OO en Asturias y de la patronal FADE, que la reforma laboral impulsada por el Gobierno hace ocho meses está fracasando. La región ya tiene, enfatizó también CC OO, más de 33.000 hogares con todos sus miembros en el paro. En toda España son 1.386.000.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

IBEX- 35