07 de agosto de 2018
07.08.2018

La venta de viviendas se desinfla un poco en Asturias

Las transacciones subieron un 3,5% en junio, por encima de la media nacional, pero por debajo de los porcentajes de otros meses

07.08.2018 | 12:38
Pisos en construcción en Luanco.

El mercado inmobiliario continúa, poco a poco, curándose de los golpes de la crisis del sector, que acabó con el pinchazo de la burbuja inmobiliaria. Las ventas de viviendas crecieron un 3,5% en Asturias durante junio en comparación con el mismo mes del año anterior. El porcentaje parece alentador porque es bastante superior al de la media nacional (del 1,8%) pero supone un cierto frenazo con respecto al de los meses anteriores.

Por ejemplo en febrero y abril de este mismo año las ventas de pisos se incrementaron en la región por encima del 20%. Eso sí, luego hubo un pinchazo en mayo, con una bajada del 15%.

Volviendo a junio, en ese mes se comercializaron en la región 677 viviendas, la gran mayoría de ellas de segunda mano (531). Precisamente, la venta de pisos usados está ayudando a sostener la actividad en el sector ante la sequía de la obra nueva. Siguen viéndose pocas grúas en los barrios de las principales ciudades asturianas.Según los datos que acaba de divulgar el Instituto Nacional de Estadística (INE).

En el conjunto de España, el número de compraventas de viviendas alcanzó en junio las 44.692 operaciones, lo que supone un aumento del 1,8% respecto al mismo mes del año anterior, pero un 5,3% menos que en mayo.

En variación interanual, los mayores incrementos correspondieron a Aragón (18,1%), Murcia (14,5%) y Comunidad Valenciana (11,7%). En cambio, Islas Baleares (-15,6%), Canarias (-11,8%), Comunidad de Madrid y País Vasco (ambas con -6,9%) registraron las mayores caídas en junio.

El jefe de Estudios de Idealista, Fernando Encinar, ha apuntado que, aunque el incremento en junio ha sido bajo, el número de operaciones ha crecido casi un 11 % en el primer semestre, lo que "demuestra que la normalización del sector goza de buena salud".
"En un mercado que funciona correctamente, las tasas pueden sufrir altibajos. Forman parte de su comportamiento natural y descartan la posibilidad de una nueva burbuja", ha explicado.

Según Encinar, "otro de los síntomas que sugieren la fortaleza del mercado" es el "suave pero constante" aumento de las operaciones de obra nueva, que crecen más que el conjunto del mercado.

En la misma línea, el responsable de Estudios de Pisos.com, Ferran Font, ha indicado que el "reducido repunte" de junio "está dentro de los márgenes razonables de la buena salud del mercado de la vivienda".

No obstante, considera que "habrá que estar muy atentos a la evolución de las operaciones en los próximos meses".

Font ha destacado también la evolución positiva de la vivienda nueva.

La directora de Estudios de Fotocasa, Beatriz Toribio, ha apuntado que la moderación del ritmo de crecimiento en junio viene marcada por la menor actividad de las regiones que hasta ahora habían sido más dinámicas, como Madrid, Cataluña o los dos archipiélagos.

De hecho, la compraventa de viviendas en junio se redujo un 1,5 % en Cataluña, un 6,9 % en la Comunidad de Madrid y el País Vasco, un 11,8% en Canarias y un 15,6 % en Baleares.

Toribio ha señalado que precisamente en esas zonas se han concentrado las mayores subidas de precio, con incrementos interanuales de más del 10 %.

"Aunque el contexto económico y financiero acompañan, la demanda del particular no acaba de despegar del todo. El grueso de la población sigue teniendo serias dificultades económicas para acceder a la compra de una vivienda por la falta de ahorros y el bajo poder adquisitivo", ha explicado.

No obstante, ha recordado que el dato de junio es el tercer mejor registro del año.

"El mercado de la vivienda sigue dando señales claras de recuperación, pero su tendencia es hacia la normalización", ha añadido.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

IBEX- 35