07 de diciembre de 2018
07.12.2018

El miedo a que se recrudezca la guerra comercial entre EE UU y China sacude las bolsas

El Ibex cede el 2,75% tras su peor sesión en un año La detención de la hija del fundador de Huawei aviva la tensión entre Washington y Pekín

07.12.2018 | 00:10
El miedo a que se recrudezca la guerra comercial entre EE UU y China sacude las bolsas

Alta tensión en las bolsas por la tensiones comerciales entre Estados Unidos y China. El mercado español se vio arrastrado y perdió un 2,75% en la que fue su peor sesión desde la crisis catalana de octubre de 2017. La chispa que encendió el nerviosismo de los inversores estalló tras la detención en Canadá de la hija del fundador y directora financiera de la compañía china Huawei, Meng Wanzhou, por orden de las autoridades estadounidenses, acusada de transgredir la política sanciones de EE UU sobre Irán y otros países.

El Gobierno chino ya ha pedido la liberación inmediata de Wanzhou y, de no producirse, amenaza con echar por tierra el pacto de no agresión arancelario que había alcanzado con Washington durante la cumbre del G20 en Buenos Aires (Argentina) de hace solo una semana. Según han desvelado algunos diarios norteamericanos, Huawei habría podido enviar productos elaborados en sus factorías estadounidenses a Siria, lo que rompe la normativa vigente de exportaciones americanas, que lo prohíbe estrictamente.

De hecho, la detención se produjo el mismo día en el que el presidente de EE UU, Donald Trump, y el de China, Xi Jinping, cenaban en la ciudad argentina para cerrar esa tregua comercial que iba a ser temporal, durante solo un mes y medio. La reacción de las autoridades chinas ha tardado poco en llegar. "Exigimos a las dos partes (Estados Unidos y Canadá) que nos aclaren cuanto antes el motivo de este arresto", afirmó ayer Geng Shuang, portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores chino, quien pidió la puesta en libertad "inmediata" de Meng Wanzhou.

La embajada china en Ottawa ya había emitido una nota de protesta contra la detención de la directiva, pidiendo su liberación. "La parte china se opone firmemente y protesta enérgicamente por este tipo de acciones que perjudican gravemente los derechos humanos de la víctima", indicó en un comunicado, en el que se indica que Meng "no violó ninguna ley estadounidense o canadiense".

La propia compañía de telecomunicaciones Huawei aseguró que cumple con todas las leyes y regulaciones aplicables en los países en los que opera, incluidas las leyes y regulaciones sobre el control y sanción de las exportaciones de las Naciones Unidas, Estados Unidos y la Unión Europea.

Huawei subrayó que Estados Unidos persigue la extradición de Meng Wanzhou para que se enfrente a cargos "que no han sido especificados en el Distrito Este de Nueva York, cuando se encontraba haciendo un transbordo entre vuelos en Canadá". "La compañía ha recibido muy poca información en relación a los cargos y no tiene conocimiento de ninguna infracción por parte de la señora Meng. La compañía confía en que los sistemas legales de Canadá y Estados Unidos finalmente lleguen a una conclusión justa", afirmó el grupo chino.

Y ese terremoto en política exterior sacudió a las bolsas de todo el mundo. La española, por ejemplo, retrocedió hasta niveles de finales de octubre y amplió las pérdidas acumuladas en lo que va del año al 12,74%. En la jornada de ayer, además, la bolsa de Londres cayó un 3,58%; la de Milán un 3,54%; la de Fráncfort un 3,48% y la de París un 3,31%. En Asia, la de Hong Kong se desplomó un 2,47%; Tokio cayó casi un 2%; Shanghái cedió un 1,68% y Seúl, un 1,55%.

En España, Día encabezó las pérdidas del selectivo, con un retroceso del 9,37%. El desplome se produjo después de que se conociera que la banca le ha cerrado el grifo de liquidez hasta que su principal accionista desvele sus planes.

Además de las tensiones comerciales, también ha hecho mella en la confianza de los inversores algunos nubarrones sobre la deuda de Estados Unidos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

IBEX- 35