Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis del coronavirus

Los sindicatos reclaman una escalada en la protección de trabajadores y parados

UGT y CC OO advierten de que la salida de la crisis no puede volver a ser por la vía del ajuste a los empleados y del recorte de servicios públicos

Primero de mayo sin manifestación y con mascarilla.

Primero de mayo sin manifestación y con mascarilla. MIKI LÓPEZ

En vísperas del inicio de la desescalada del confinamiento, los sindicatos mayoritarios en Asturias aprovecharon la celebración del 1 de mayo para reclamar una escalada en la protección de los trabajadores y desempleados sacudidos por el impacto de la crisis del coronavirus. En esta ocasión no hubo manifestación y las

"Es el momento de las personas", afirmó Javier Fernández Lanero, secretario general de UGT de Asturias, antes de demandar en su videodiscurso que se "garanticen y se mantengan" todas las ayudas económicas y prestaciones activadas con la crisis del coronavirus y de exigir un nuevo modelo de ERTE -que de continuidad a los actuales por fuerza mayor y por causas organizativas y productivas manteniendo las prestaciones sociales- y la puesta en marcha ya de la renta vital básica "para los que están confinados en sus casas sin poder salir a buscar trabajo y no cobran prestación". También lo demandó José Manuel Zapico, secretario general de CC OO de Asturias, que afirmó que la salida a la crisis "no puede ser por la vía del ajuste a los trabajadores, debe ser a través del fortalecimiento del Estado de bienestar, reforzando los servicios públicos, protegiendo a los colectivos más vulnerables".

En línea con los líderes sindicales de la región, el presidente del Principado, Adrián Barbón, señaló que, si alguna lección hay que sacar de las crisis económicas anteriores, es que "no pueden perder los de siempre".

La celebración del 1 de mayo coincidió con la presentación de las previsiones macroeconómicas del Gobierno. Por ello, a nivel nacional, el secretario general de CC OO, Unai Sordo, y el de UGT, Pepe Álvarez, pidieron "remedios" para que no se cumpla la tasa de paro del 19% prevista. Apuntaron que esas estimaciones pueden ser mejoradas en función de las medidas que se tomen durante la vuelta a la actividad, entre ellas, manteniendo las condiciones de los ERTE. La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, aseguró que se van a prolongar "sin lugar a dudas" y que se trabaja para llegar a un punto de encuentro sobre las condiciones.

En ausencia de manifestaciones del 1 de mayo debido al coronavirus, los sindicatos llenaron de reivindicaciones las redes sociales. Fue una movilización virtual y los líderes sindicales de Asturias cumplieron, a través de internet, con la tradición del discurso que solía poner el colofón a las marchas.

En el suyo, Javier Fernández Lanero señalo que este "inusual" Primero de Mayo debía servir para recordar a los fallecidos por la pandemia y agradecer la labor de todos los empleados de servicios esenciales que arriesgan su salud para proteger la de los demás. "Nunca más recortes en sanidad ni en servicios públicos que forman parte del estado del bienestar", subrayó el líder de UGT, que defendió también necesidad de una banca y una empresa energética "pública". Se mostró confiado en que la sociedad haya "aprendido la lección" de la crisis de 2008 y de cara a la salida de la actual garantizó que los sindicatos promoverán un acuerdo con el Gobierno regional que debe ser "el principal aval" del que se busque después con el resto de fuerzas políticas. "Deben apartar los intereses políticos", subrayó antes de reclamar que el sistema financiero "no salga de rositas" esta vez y devuelva el dinero de su rescate.

Su homólogo de CC OO de Asturias señaló que los trabajadores de los sectores indispensables "más que aplausos merecen que se les reconozcan sus derechos laborales" y alertó del peligro de que la crisis acabe creando "una generación triturada" que pueda caer "en la más absoluta pobreza si no se evita que el virus mute a una peste negra laboral". La pandemia ha demostrado, a su juicio, que no se puede seguir deslocalizando actividades industriales. "Ha llegado la hora de la relocalización, de anteponer el interés general y combatir la especulación global que ha estrangulado a tantos países", apuntó José Manuel Zapico.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats