28 de junio de 2020
28.06.2020
La Nueva España

"Estamos frustrados con la posición europea y de España sobre las importaciones de acero"

28.06.2020 | 00:21
"Estamos frustrados con la posición europea y de España sobre las importaciones de acero"

Oviedo, J. C.

-¿Le ha decepcionado la tibieza de la UE frente a las importaciones de acero extracomunitario a bajo precio?

-Estamos frustrados con la actitud de la UE y del Gobierno de España. Es entendible que los países productores quieran impedir que se deslocalice la producción fuera de Europa, pero no se entiende la de los países europeos transformadores y usuarios, proclives a la importación. El acero es estratégico. Parece que Europa no ha entendido que, como evidenció la pandemia, no se puede depender del exterior hasta para el suministro de mascarillas, respiradores y equipos de protección. Y si levantar una fábrica de estos productos es relativamente rápido, una acería no se improvisa. Si desaparece las infraestructuras e industria auxiliar que rodea la siderurgia, no se podrá recuperar. Favorecer a los productores de acero que no tienen restricciones ambientales aumentará la contaminación del planeta y sus precios, hoy baratos, dejarán de serlo en cuanto dominen el mercado. La visión europea sobre este asunto no es inteligente.

-¿Sigue la inquietud por el futuro de la gran industria electrointensiva asturiana?

-No estamos ante un problema para el que se busca una solución, sino un problema que tenía un tipo de solución y al que ahora se quiere dar solución con otro mecanismo nuevo (Estatuto Electrointensivo) cuyo borrador no resuelve el problema porque no garantiza que la industria de alto consumo eléctrico puede tener unos costes energéticos predecibles, competitivos y estables, incluida la compensación por costes indirectos del CO2.

-¿La transición energética será inasumible?

-Gran parte de la capacidad térmica está en Asturias y no veo que se promuevan alternativas al cierre de las centrales eléctricas. No digo que no haya que clausurarlas (aunque Alemania acaba de abrir una nueva mientras en España se aceleran los cierres) pero sí solaparlo con la implantación de soluciones alternativas. Hay que hacerlo de forma adecuada: compaginando tiempos y plazos.

-La Comisión Europea quiere condicionar la concesión de los 750.000 millones del plan de recuperación a proyectos ligados a las prioridades de la UE como la transición energética y digital.

-Es lógico que los fondos sean finalistas y quieran controlarlo para que no se gaste en piscinas y museos. Y en ese marco encajan muchos proyectos. Tanto en transición verde como en digitalización, que es imprescindible para las empresas. Tiene que ser un estímulo para que nos pongamos las pilas y generemos proyectos en esa dirección. Puede favorecer que surjan alternativas al cierre de las térmicas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

IBEX- 35