Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La informática es la salida profesional con menos tasa de paro en Asturias: solo un 3,4%

Los mecánicos y los puestos técnicos de la industria y la construcción, los otros oficios de la región con el nivel de desempleo más bajo

Piratas informáticos roban dos millones de dólares de la campaña de Trump

Los informáticos, los mecánicos y los técnicos de la industria y la construcción conforman las salidas profesionales que tienen las menores tasas de desempleo de Asturias. Con bastante diferencia, además, respecto al resto de profesiones. Es más, el caso de aquellos que se han formado para trabajar en el sector de la informática es extremadamente llamativo ya que en entre este colectivo solo hay un 3,47% de paro, según las últimas cifras recogidas por la Encuesta de Población Activa (EPA) que de forma trimestral elabora el Instituto Nacional de Estadística (INE). Prácticamente, pleno empleo. Este colectivo de profesionales ha sido totalmente inmune a la pandemia. Mientras que en buena parte de los oficios el número de desocupados iba en aumento, en el caso de los informáticos ha ocurrido lo contrario.

Otros de los que presentan inmunidad a los tremendos efectos que la pandemia está teniendo sobre el mercado laboral son los mecánicos, electricistas y los técnicos empleados en la industria y la construcción. La EPA agrupa a esta heterogeneidad de profesionales bajo el mismo epígrafe y, según sus cuentas, la tasa de paro entre todos ellos solo llega al 6,68% en la región. La mitad del conjunto de la tasa de paro asturiana, que está en el 13,5%.

Los niveles de desempleo entre aquellos que tienen algún tipo de formación suelen ser menores que entre los que carecen de estudios superiores. Y, a la vista de las cifras recogidas por el INE, los que cuentan con estudios superiores son también los que mejor están resistiendo los golpes de la pandemia del coronavirus. Por ejemplo, señala el estudio que aquellos asturianos que solo han completado sus estudios básicos (la ESO o el bachillerato) tienen una tasa de desempleo del 18,2%, un porcentaje muy superior a la media de la región.

El estudio también deja un dato curioso. La tasa de paro subió, no con demasiada intensidad, pero sí de forma significativa entre aquellos que habían recibido formación superior en actividades relacionadas con la salud o los servicios sociales. Cerró 2020, el año de la pandemia, en el 10,82%, cuando el año anterior era unas cuántas décimas menor (10,07). Es más llamativo aún si cabe si se tiene en cuenta que hubo otros oficios, como físicos y matemáticos, en los que la tasa de desempleo descendió de forma acusada.

Las patronales de las tecnológicas de Asturias (el Cluster TIC), el metal (Femetal) y la construcción (CAC-Asprocom) –las tres actividades en las que las tasas de paro son menores– ya habían puesto el grito en el cielo hace unas semanas porque aseguraban que, pese a las elevadas tasas de desempleo que registra la región, no son capaces de encontrar profesionales formados. Con lo que muchas de sus ofertas de empleo se quedan directamente sin cubrir. Las tres han reclamado al Principado mejorar los planes de formación para conseguir atraer nuevos empleados a sus sectores.

Compartir el artículo

stats