DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Imasa se alía con Navantia para fabricar nuevas turbinas de tecnología asturiana

El procedimiento es un desarrollo de Imatech, la filial del grupo de ingeniería, que reduce el consumo energético y de agua para refrigerar

Instalaciones de Navantia en Ferrol

Instalaciones de Navantia en Ferrol EFE

Imasa Technologies (Imatech), filial de reciente creación de la ingeniería asturiana Imasa, ha alcanzado un acuerdo de colaboración con la empresa estatal de construcción naval Navantia para el desarrollo y comercialización en España y en el mercado internacional de la tecnología de Ciclo Higroscópico (HCT), un desarrollo del grupo asturiano que reduce o suprime la necesidad de utilizar agua en la refrigeración en plantas de generación de electricidad y otros procesos industriales, y reduce el autoconsumo de electricidad en estas instalaciones.

Según los términos del acuerdo, Imatech diseñará y suministrará los equipos propios de esta tecnología, y la fábrica de turbinas de Navantia en Ferrol realizará la fabricación, montaje, pruebas y mantenimiento de nuevas turbinas de vapor y engranajes reductores, así como la revisión, puesta a punto y modernización de las existentes, informaron las compañías.

Ambas sociedades se comprometen a su vez a estudiar la posibilidad de colaborar en proyectos de investigación, desarrollo e innovación en los ámbitos de la energía y la industria.

Los dos grupos estiman que la tecnología de Ciclo Higroscópico tiene oportunidades de comercialización para centrales de generación de energías renovables (caso de termosolares y biomasa), en plantas para incinerar residuos sólidos urbanos no reciclables u otros residuos industriales y comerciales (las denominadas WTE), en instalaciones de cogeneración, centrales térmicas tradicionales y en las centrales de ciclo combinado (alimentados con gas natural).

En tanto que la tecnología desarrollada por Imasa reduce el consumo de agua en la fase de refrigeración, su aplicación se considera especialmente adecuada en localizaciones donde escasee este recurso o se dé una acusada sensibilidad ambiental.

Navantia, participada mayoritariamente por la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), sostuvo que el acuerdo le permitirá “avanzar en las directrices de su plan estratégico, apostando por una línea de negocio innovadora y con un importante componente de sostenibilidad ambiental”. Su director comercial y de Desarrollo de Negocio, Javier Herrador, explicó que Navantia aportará “su capacidad industrial y su experiencia comercial internacional para impulsar una tecnología de alto valor añadido”.

Esta sociedad pública está especializada en el diseño y construcción de buques militares y civiles de alta tecnología en sus astilleros de Ferrol, Bahía de Cádiz y Cartagena, diseña y fabrica sistemas de combate y de mando y control, así como sistemas integrados de control de plataforma, direcciones de tiro, plantas propulsoras y otros equipos, y en los últimos años se ha implantado en el negocio de construcción de estructuras para los parques eólicos marinos.

La tecnología HCT “tiene claras ventajas por su eficiencia, rentabilidad y sostenibilidad ambiental”, señaló el director de Imatech, José Ignacio Martínez. HCT reduce los costes de producción, eleva el rendimiento eléctrico neto y disminuye de modo relevante el impacto hídrico ambiental.

Compartir el artículo

stats