Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La factura de la luz de los asturianos subió un 27% en un año, pero no es lo único que ha subido

El encarecimiento de la electricidad dispara el aumento del IPC en la región al 3,2%, la tasa más alta desde octubre de 2012

Un hombre consulta preocupado las facturas de la luz de los últimos meses.

Un hombre consulta preocupado las facturas de la luz de los últimos meses.

La factura energética de los asturianos (luz, gas y otros combustibles) se elevó el 27% en agosto con respecto al mismo mes del año anterior, según el Instituto Nacional de Estadística (INE). La escalada del precio de la electricidad, del 34,9% en el conjunto de España, fue determinante para esa subida y ello a pesar la vigencia de la rebajas del IVA y de la eliminación del tributo de generación eléctrica.

El encarecimiento de la energía provocó a su vez que los precios en el grupo de la vivienda se incrementaran en agosto en Asturias el 12,2% y que el indicador general de precios de consumo, el IPC, subiera al 3,2% interanual en el Principado, una décima por debajo de la media nacional pero la tasa más elevada desde octubre de 2012.

La escalada de los precios de la electricidad, con un alza interanual del 34,9%, llevó al IPC nacional al 3,3% en agosto, cuatro décimas más que en julio y también la tasa más alta desde octubre de 2012.

Según el dato confirmado ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE), detrás de este incremento de los precios estuvo esa fuerte subida de la electricidad en un mes en el que el precio de la luz en el mercado mayorista batió récord, doblando las cifras de hace un año.

Para paliar el impacto de estas subidas en el recibo, el Gobierno bajó del 21% al 10% el IVA de la electricidad y se suspendió el impuesto a la generación (7 %). Sin tener en cuenta estos descensos, señalan desde el INE, el IPC interanual habría sido del 3,6%, como recoge el índice a impuestos constantes. También a precios constantes, sin tener en cuenta esas bajadas de impuestos, la subida del precio de la electricidad frente a agosto del año pasado se eleva al 47,9%, según detallan desde el INE.

En cuanto a la inflación subyacente (sin alimentos no elaborados ni productos energéticos) aumentó una décima, hasta el 0,7 %, más de dos puntos y medio por debajo de la del IPC general, marcando la diferencia más alta entre ambas tasas desde el comienzo de la serie, en agosto de 1986.

En tasa mensual, los precios subieron un 0,5 % también por el incremento de los precios eléctricos, que repuntaron un 7,8 % en el mes de agosto frente a julio.

El centro de análisis Funcas estima que el IPC podría llegar a superar el 4% en los próximos dos meses para luego volver a descender hasta el 3,9% en el último mes del año, cinco décimas por encima de su anterior previsión, por la medidas del Gobierno para contener el precio de la luz.

Compartir el artículo

stats