Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Capital Energy, que impulsa 35 parques eólicos en Asturias, gana la puja renovable

Iberdrola y Endesa mantienen su pulso con el Gobierno por las medidas para rebajar el precio de la electricidad y no acuden a la subasta

Obra del parque eólico de Buseco, que promueve Capital Energy en Tineo, Valdés y Villayón. | Capital Energy

Capital Energy, la compañía más activa en el resurgir de los proyectos eólicos en Asturias, se impuso en la subasta de renovables celebrada ayer al haber resultado adjudicataria de 1.548 megavatios (1.540 eólicos y 8 solares), todos por los que competía. Se trata de la segunda vez que la compañía participa en una subasta de renovables convocada en España bajo el nuevo mecanismo. En la primera, celebrada el pasado 26 de enero, ya resultó vencedora en el apartado eólico, tras adjudicarse 620 megavatios (MW).

Capital Energy tiene actualmente en tramitación en el occidente de Asturias 35 parques eólicos, que aúnan una potencia instalada de 1.300 MW, así como una línea aérea de alta tensión con una capacidad de transporte de 950 MW. Estas infraestructuras se encuentran en diversos estadios administrativos. El parque de Buseco está en ejecución, otros 13 parques están en fase preconstructiva bastante avanzada y 14 en evaluación medioambiental. Fuentes de Capital Energy señalaron ayer que “aún es pronto” para señalar si la cartera de proyectos en Asturias se incluye en la potencia eólica conseguida en la subasta, que debe de estar operativa antes del 30 de junio de 2024.

En la subasta se adjudicaron 3.123 MW de potencia, un 95% de la potencia subastada, 3.300 MW, a un precio medio de 30,56 euros el MWh, el 15% del marcado por el mercado mayorista de la electricidad y un 60% inferior a la cotización media de los futuros de los próximos cinco años. La subasta se ha repartido en cupos de potencia y se ha producido un trasvase entre ellos, de modo que la eólica se ha adjudicado 2.258 MW y la fotovoltaica, que no cubrió la oferta, 866 MW.

Forestalia se hizo con un total de 776 MW en la subasta, de los que 576 MW son eólicos y 200 MW fotovoltaicos; Naturgy, con proyectos eólicos en Asturias, se adjudicó 221 MW pero fotovoltaicos, y Repsol 138 MW eólicos, según fuentes empresariales.

La vicepresidenta Teresa Ribera destacado que la puja “se ha planteado en un momento especialmente delicado, especialmente complejo y turbulento, en el panorama energético europeo” y que se ha cubierto el 95% de la oferta “a pesar de las dificultades”.

La no concurrencia de Iberdrola, Endesa o Acciona ensombreció la subasta y puso de relieve el enfrentamiento entre las principales energéticas españolas y el Gobierno a cuenta de la nueva regulación aprobada para frenar la espiral alcista en el precio de la luz, una de cuyas medidas más polémicas minora los ingresos de las compañías. La energética presidida por Ignacio Sánchez Galán justificó su no concurrencia en la puja por la incertidumbre regulatoria, que les ha hecho replantearse sus inversiones renovables en el país. De su lado, Endesa explicó que la subasta obligatoria de energía que contiene el real decreto ley para 2022 (”que nos sustrae energía ya vendida”) hace que su estrategia esté orientada hoy “prioritariamente” a promover su propia generación para suministrar a largo plazo a sus clientes.

Adjudicatarios


  1. Capital Energy. Se adjudicó 1.548 MW (1.540 eólicos y 8 fotovoltaicos) del total de 3.300 que se subastaban. 
  2. Forestalia. La compañía aragonesa obtuvo 776 MW, de los que 576 son eólicos y el resto fotovoltaicos.
  3. Naturgy y Repsol. La primera obtuvo 221 megavatios fotovoltaicos y la segunda 138 MW eólicos.

Compartir el artículo

stats