Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Primeras sentencias a favor de los retiros anticipados que la siderúrgica paralizó

Un juez de Avilés reconoce el derecho de tres trabajadores de Arcelor a jubilarse tras cumplir los 61 años | La empresa recurrirá el fallo

Un trabajador, en ArcelorMittal.

El lío por la jubilación anticipada de unos 350 siderúrgicos en ArcelorMittal (los nacidos en 1960 y 1961) ha encontrado una salida en los juzgados. El Juzgado de lo Social número dos de Avilés ha estimado tres demandas individuales presentadas por afiliados de UGT, nacidos en 1960, y a los que la multinacional les había denegado la jubilación. Sostiene José Manuel García, portavoz de los ugetistas, que la sentencia avala la validez del acuerdo alcanzado en la mesa de negociación del convenio colectivo de la empresa. Arcelor no da su brazo a torcer y ha comunicado a los representantes sindicales su intención de recurrir la sentencia, cuyo fallo no comparte. Todos los sindicatos han presentado demandas similares en los juzgados asturianos y esperan fallos similares, aunque en algunos casos la previsión es que la resolución sea lenta. Algunas de las vistas judiciales están previstas para mediados de 2022, por lo que las centrales confían en llegar a un acuerdo antes con la dirección de la multinacional. En estas tres primeras sentencias, el juez da avala la tesis de los sindicatos que firmaron el convenio colectivo de la multinacional en Asturias (UGT, USO y ACCIA). Estas organizaciones aseguran que la jubilación de este personal (mediante la fórmula del contrato relevo) era algo que se había negociado en el convenio colectivo de la multinacional para Asturias, un acuerdo que caduca a finales de este mes.

Compartir el artículo

stats