Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Eurocámara se pliega y acepta etiquetar como verdes la energía nuclear y el gas

La Comisión Europea, “convencida” de que ambas energías son necesarias para lograr la neutralidad climática en 2050

Regasificadora de El Musel. ANGEL GONZALEZ

El Parlamento Europeo acepta etiquetar como verdes determinadas inversiones en energía nuclear y gas. Los partidarios de clasificar ambas actividades como “medioambientalmente sostenibles” durante la transición energética en la taxonomía de la UE han logrado imponer su visión por 328 votos frente a 278 (además de 33 abstenciones) que han apoyado objetar contra el acto delegado propuesto por la Comisión Europea (CE). Si los gobiernos de la UE avalan el plan, la decisión entrará en vigor el 1 de enero de 2023.

La CE está “convencida” de que ambas energías son necesarias para lograr la transición energética hacia la neutralidad climática en 2050 y reducir la dependencia de los combustibles fósiles de Rusia. La presidenta de la CE, Ursula von der Leyen, dejó claro ayer, durante una intervención en la Eurocámara, que si este acto delegado fracasaba no habría otras propuestas desde su ejecutivo. Una amenaza que no cumplirá dado que el intento de socialdemócratas, verdes y la izquierda europea de frenar sus planes no ha salido adelante, al no convencer a la mayoría de eurodiputados necesaria como si lograron en la votación previa en las comisiones de Medio Ambiente y asuntos económicos. "Hoy es un día oscuro para el clima y la transición energética. Estamos enviando una señal desastrosa a los inversores y al resto del mundo de que la UE reconoce ahora el gas fósil y la energía nuclear como inversiones sostenibles", lamentó el vicepresidente de la comisión de Medio Ambiente, el ecologista Bas Eickhout.

EDF, 100% estatal. El Gobierno de Francia confirmó ayer que tomará el 100% de las acciones de la eléctrica EDF bajo el paraguas de la nueva legislación de "economía de guerra" que tiene previsto aprobar en los próximos días. Actualmente el Estado posee el 84% de la compañía, que afronta un delicada situación económica.

Compartir el artículo

stats