Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sector energético

La eólica marina, a debate

Ecologistas y profesionales de la pesca alertan de que los molinos interfieren en su actividad

Un parque eólico marino de Iberdrola en aguas del Reino Unido. Iberdrola

El proyecto de instalar parques eólicos en la costa coruñesa ha abierto el debate sobre si esta manera de generar energía renovable es el modelo adecuado para esta zona, que tiene una gran vinculación —y no solo económica— con la pesca y con el mar. Los promotores del parque Nordés, que prevén instalar 80 aerogeneradores flotantes a unos 30 kilómetros de la costa ártabra, defendían esta semana que su intervención tendrá un impacto mínimo en el paisaje tanto “desde el litoral y desde las principales localidades costeras y lugares turísticos, como playas y miradores”.

El debate, sin embargo, va más allá del impacto visual y pone sobre la mesa otros temas, como la afectación a la pesca y a las aves marinas, toda vez que la costa gallega supone un corredor para los pájaros que migran.

Para abordar algunos de estos aspectos, la Fundación Rendemento Económico Mínimo Sostible e Social (Fremss) organizó este año en A Coruña unas jornadas con la participación de la empresa Blue Float Energy y SENER, promotores de la iniciativa, que defendió que la eólica flotante marítima permite la instalación en lugares más alejados de la costa y la retirada de los molinos una vez que finaliza su vida útil, a diferencia de la eólica fija que, por precisar cimentación, suele dejarse en el fondo marino, ya que su eliminación es compleja y costosa.

En esta intervención, el pasado mayo, los promotores del parque aseguraron también que su propuesta no estaba cerrada y, por lo tanto, estaba abierta a modificaciones y sujeta a los cambios que marque la regulación vigente, así como al diálogo con los sectores afectados por su construcción. Comentaron también que esta actuación sería una oportunidad para la pesca porque genera un “efecto santuario, con una mayor proliferación de especies y un aumento de la densidad y del tamaño”.

El secretario de la Fremss y vicepresidente de la Lonja de A Coruña, Torcuato Teixeira, señaló que Galicia superó ya en 2020 los objetivos de generación eléctrica renovable marcados para 2030, por lo que considera que no sería necesario sacrificar la pesca gallega y la biodiversidad del enclave con la puesta en marcha de parques eólicos marinos.

En el mismo sentido se manifestó el biólogo ambientalista Tonio Nogueira, que apuntó a que se producirán impactos impredecibles en los ecosistemas marinos, en las aves migratorias, en los cetáceos, en la productividad del litoral y en la pesca artesanal.

El coordinador en Galicia del Grupo Ibérico de Aves Marinas de SEO/Birdlife, Antonio Sandoval, explicó que por la zona pasan habitualmente más de un millón de aves marinas de especies sensibles y que la instalación de estos polígonos de molinos suponen una amenaza para especies como la pardela balear, que está en peligro crítico en España.

Otro de los contratiempos que señaló Sandoval fue que hay estudios que demuestran que, especialmente con poca visibilidad, las aves terrestres son atraídas por obstáculos iluminados en alta mar y que algunas especies chocan en grandes cantidades. Se estima que, a través del Atlántico, circulan 168 millones de aves en la primavera y 233 millones en otoño.

Entre los principales impactos, sobre las aves y otras especies del medio marino, Sandoval destacó las colisiones, las molestias por el ruido, el electromagnetismo, las vibraciones de los aerogeneradores, así como el trasiego durante las obras, que podrían obligarlas a variar su trayectoria durante la migración. También el efecto barrera, “que supone una obstrucción al movimiento de las aves, ya sea en las rutas de migración o entre las áreas que utilizan para la alimentación y descanso. y la pérdida de calidad del hábitat y de la posible contaminación lumínica”.

Es por ello por lo que la entidad aboga por una implantación de las energías renovables responsable y respetuoso.

La catedrática de Derecho Administrativo de la Universidade da Coruña Marta García Pérez apuntó a la necesidad de aprobar una norma reguladora del procedimiento que autoriza la instalación de parques y la directora xeral de Pesca, Acuicultura e Innovación Tecnolóxica, Mercedes Rodríguez Moreda, apostó por la “convivencia” de los parques eólicos y de la actividad pesquera. En el mismo sentido se manifestó la subdirectora general para la Protección del Mar, Itziar Martín.

Compartir el artículo

stats