Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

ENERGÍA

Valencia necesita 16.000 campos de fútbol de fotovoltaica como alternativa a Cofrentes

Las placas solares ofrecen un rendimiento de 1.800 horas de potencia al año frente a las 8.760 que garantiza la planta nuclear de Iberdrola

Central nuclear de Cofrentes con el reactor a la derecha y las torres de refrigeración en el centro. FERNANDO BUSTAMANTE

La Comunitat Valenciana necesita desarrollar parques fotovoltaicos con una potencia de 4.000 megavatios (MW) que ocupan una extensión equivalente a 16.000 campos de fútbol para cubrir el cierre de la central nuclear de Cofrentes, según advierten fuentes del sector energético. La planta valenciana tiene una potencia de 1.092 megavatios, pero a diferencia de las placas solares funciona al 100% de su capacidad las 24 horas del día. Marcos J. Lacruz, presidente de la patronal valenciana de renovables (Avaesen) precisa que los paneles solares ofrecen en Valencia un rendimiento de entre 1.800 horas al año frente a las 8.760 horas que garantiza la planta nuclear de Cofrentes (siempre que no sufra averías). La central nuclear de Cofrentes produce un tercio de la energía que consume la Comunitat Valenciana.

El Gobierno ha pactado con Iberdrola (propietaria de la planta) que Cofrentes deje de producir energía en noviembre de 2030, cuarenta y cinco años después de su entrada en servicio. Según datos publicados por Red Eléctrica de España (Redeia), en la Comunitat Valenciana la producción eléctrica en 2021 fue de 17.924 gigavatios hora (GWh) de los que la central nuclear generó 8.339 (el 46,8% de la producción total). Respecto a la demanda total de energía eléctrica dentro de la Comunitat Valenciana, la cifra se situó en 26.887 GWh, por lo que la producción de la central nuclear de Cofrentes dio cobertura al 31,2%.

La Comunitat Valenciana es deficitaria en producción de energía. El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ha adelantado a 2026 el objetivo de despliegue de parques fotovoltaicos con una potencia de 6.000 megavatios para tener garantizada la alternativa a Cofrentes con cuatro años de adelanto y disminuir la dependencia de las plantas de ciclo combinado que producen energía quemando gas y que actúan como tecnología de respaldo de las renovables (garantizan la producción cuando no hay luz ni viento). Desde el sector insisten en que solo el apagón nuclear se "va a comer" dos tercios de la futura producción fotovoltaica y no entienden la oposición a las macroplantas solares que "son necesarias para garantizar la operabilidad del sistema".

"Oposición inexplicable"

Marcos J. Lacruz considera que es "inexplicable la oposición al despliegue de renovables en el contexto de crisis energética y climática. Es la energía más barata y limpia". "Estamos en una situación crítica por las restricciones de gas. La escasez de energía se va a ver dentro de cuatro meses. Este invierno no vamos a hablar de precio si no de cubrir las necesidades. Este es el escenario", alerta el presidente de la patronal de Renovables. 

Bruselas concede a España 2.600 millones para impulsar las renovables

decoration

El Consejo de Asuntos Económicos y Financieros de la Unión Europea (Ecofin) aprobó el martes dotar a España con 2.600 millones de euros adicionales en ayudas directas para impulsar la inversión en energías renovables y reducir la dependencia del gas. España es el tercer país que más fondo va a recibir dentro de este programa de despliegue de renovables, que se llama RePower EU (Repotenciar la Unión Europea).

La Conselleria de Economía Sostenible asegura que tiene en trámite 358 solicitudes de parques fotovoltaicos (177 en Alicante, 170 en Valencia y 105 en Castelló) y que los promotores de otros 59 proyectos han desistido de seguir adelante o han sido denegados. Economía añade que ha autorizado 30 proyectos. La patronal valenciana de renovables critica la lentitud de la tramitación y alerta de que la mayoría de los proyectos perderán los derechos de conexión a finales de enero si la Generalitat no agiliza los trámites burocráticos.

Compartir el artículo

stats