Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Reestructuración

Indra inicia un ere de 70 despidos en su centro de Sant Joan Despí

La empresa de servicios tecnológicos pierde un contrato con Naturgy y cesa a parte de la división encargada del mismo

Indra ha iniciado los trámites para efectuar un expediente de regulación de empleo (ERE) que afectará a 70 trabajadores de su centro en Sant Joan Despí. Así lo ha podido confirmar El Periódico de Catalunya, del grupo Prensa Ibérica, de fuentes sindicales, que apuntan a que el motivo del despido colectivo es la pérdida de un contrato de servicio que la empresa tecnológica tenía hasta ahora con Naturgy y que ahora se ha llevado IBM. Fuentes consultadas de Indra reconocen la apertura del expediente de regulación, aunque declinan realizar más comentarios al respecto.

El centro de Indra afectado por esta reestructuración está ubicado en Sant Joan Despí, unas instalaciones que abrió la compañía en el 2019 para concentrar allí los servicios de externalización de procesos de negocio -lo que en inglés que conoce como Business Process Outsourcing (BPO)-. Fuentes de CCOO han manifestado su rechazo ante el expediente de extinción -presentado por causas organizativas-, ya que consideran que la empresa tiene margen para recolocar a la plantilla afectada por la pérdida del contrato con Naturgy.

La plantilla empleada en Sant Joan Despí en el momento de la apertura del centro ascendía a unos 1.500 trabajadores. No es el único que la empresa tecnológica tiene en Catalunya, por ejemplo, la división de Indra Sistemas tiene otras ubicaciones en el Poblenou de Barcelona. En total acumula en Cataluña cerca de 3.600 empleados, sobre una plantilla global que ronda las 40.000 personas en 140 países de todo el mundo.

Los resultados económicos están acompañando a Indra este 2022. Durante el primer semestre de este año ganó un total de 66 millones de euros, entre enero y junio, lo que supone un incremento del 19,9% en relación al beneficio neto de 55 millones de euros que obtuvo en el mismo periodo del año anterior. Durante la presentación de resultados del primer semestre, la dirección adelantó una mejora de las previsiones de cierre del ejercicio. En concreto, estima que facturará más de 3.600 millones de euros en 2022, lo que implica unos 50 millones de euros más que lo previsto.  

2022, un año de menos eres

En Catalunya ha habido en lo que va de año un total de 3.498 trabajadores afectados por despidos colectivos, según datos recopilados por el Departament de Treball. Un dato sustancialmente inferior a los 10.428 cesados registrados en el mismo mes del año anterior. La expansión que ha ido constatando el mercado laboral mes tras mes durante el presente ejercicio, sustentado en nuevas contrataciones de perfil mayoritariamente indefinido, explican la mejoría de dichos datos.

A expensas de tres meses de estadísticas para poder efectuar un balance del año completo, el 2022 apunta que cerrará en Catalunya como el ejercicio con menor volumen de trabajadores afectados por ere del último lustro. Por el momento, los servicios copan la mayoría de despidos, concentrando el 55% de los cesados, frente al 45% restante que estaban empleados en la industria.

Compartir el artículo

stats