08 de abril de 2008
08.04.2008

Zapatero adelanta un paquete de medidas para frenar la desaceleración

José Luis Rodríguez Zapatero ha defendido hoy su "idea de España" en el discurso de investidura, en el que ha apelado a la responsabilidad de Mariano Rajoy para lograr pactos de Estado, ha anunciado medidas urgentes ante la desaceleración económica y ha propuesto una estrategia común frente a ETA.

08.04.2008 | 19:05

El candidato socialista a la Presidencia del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, anunció hoy que el nuevo Ejecutivo acometerá en su primera semana medidas inmediatas para afrontar la desaceleración y una situación económica "menos favorable" que, según auguró, durará la mitad de esta legislatura.

Zapatero, que dedicó buena parte de su discurso del debate de investidura a la economía, se comprometió a aprobar cuanto antes medidas ya anunciadas como la deducción de 400 euros en el IRPF, el plan de recolocación para los parados del sector de la construcción o la ampliación del plazo del pago de las hipotecas. 



El presidente en funciones reconoció que desde algún tiempo muchos españoles sienten "incertidumbre" ante el futuro económico, viven la dificultad del crédito y las subidas de algunos precios e incluso han visto en riesgo sus empleos, especialmente en el sector más afectado, el de la construcción, "sujeto a un acusado ajuste". 



Subrayó que los años de elevado crecimiento y creación de empleo han permitido que la economía española esté "mejor" en 2008 que cuatro años antes, aunque advirtió que si bien esas "fortalezas" económicas son "un buen amortiguador", no son un "muro" que aisle a España de las actuales turbulencias de la economía mundial. Por eso avisó de que, en la primera fase de la legislatura, habrá tasas de crecimiento inferiores a la anterior y un comportamiento del empleo "menos favorable", aunque añadió que esta desaceleración no será prolongada sino transitoria. 



De forma inmediata, aseguró, el Gobierno aprobará, entre otras medidas, la deducción de 400 euros en el IRPF para pensionistas, asalariados y autónomos o el adelanto de la devolución del IVA a los empresarios y se pondrán en marcha numerosas actuaciones para ayudar a recuperarse al sector más deteriorado, la construcción. 



Así, recordó, el Gobierno acelerará la licitación de obra pública y pondrá en marcha el ya anunciado plan de recolocación de parados de la construcción, al tiempo que reforzará la cobertura de desempleo para los trabajadores en situación de mayor necesidad. También se promocionará la rehabilitación de edificios y el aumento de su eficiencia técnica, se reducirá la carga fiscal de la rehabilitación de viviendas y se ampliará el aval público para los bonos de titulización que tengan créditos para la adquisición de viviendas de protección oficial. 



El candidato socialista advirtió de que estas medidas inmediatas "no deben distraernos" de los retos a medio plazo, entre los que destacó el de incrementar la productividad. José Luis Rodríguez Zapatero anunció asimismo su intención de convocar cuanto antes a los agentes sociales para negociar un nuevo acuerdo económico y social que abarque no sólo el mercado de trabajo sino también los asuntos que influyen en la competitividad del tejido productivo.

Por otro lado y cuando aludió a las políticas de igualdad, Zapatero anunció que se bonificará a los empresarios que contraten mujeres mayores de 45 años, para facilitar la reinserción de este colectivo que "ha dejado pasar oportunidades" para cuidar de sus hijos y a las también se ayudará con formación. 



También insistió en su compromiso de lograr acabar con la desigualdad "más irritante" entre hombres y mujeres: la salarial, porque "no se puede consentir que una mujer cobre un solo euro menos que un hombre por el mismo trabajo". El candidato socialista recordó otros compromisos como la subida del salario mínimo hasta los 800 euros y el aumento de las pensiones, hasta los 850 euros en el caso de las de jubilación con cónyuge a cargo y hasta los 700 para las de viudedad de mayores de 65 años. 



En el capítulo autonómico, recordó que en esta legislatura se abordará la revisión del sistema de financiación autonómica y aseguró que se garantizará la suficiencia financiera de las comunidades autónomas, aunque también la del Estado, que "mantendrá al menos el 50 por ciento del gasto público".Asimismo, reiteró que se compensará a las comunidades por las pérdidas en recaudación derivadas de la decisión del Gobierno de suprimir el Impuesto de Patrimonio y de revisar el Impuesto de Sucesiones. EFE

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine