04 de mayo de 2008
04.05.2008
 
EMOTIVO ADIÓS A CALVO SOTELO

Personalidades y ciudadanos acuden a la capilla ardiente del ex presidente en el Congreso

El funeral de Estado por el ex presidente el Gobierno se celebrará el próximo jueves en la catedral de la Almudena

04.05.2008 | 20:15

Con honores militares. Así fue recibido hoy en el Congreso de los Diputados el cuerpo del ex presidente del Gobierno Leopoldo Calvo Sotelo, cuya capilla ardiente fue instalada en la Sala de los Pasos Perdidos de la Cámara Baja. Hasta allí se acercaron personalidades y ciudadanos que deseaban trasladar a la familia del político su pésame y dar el último adiós al segundo presidente de la Transición.

Sobre las 10.00 horas llegaba el féretro con los restos de Calvo Sotelo, que fallecía ayer por causas naturales en su casa de Pozuelo (Madrid), al Congreso en donde custodiado por la Guardia Civil, la Policía Nacional y todos sus familiares fue instalada la capilla ardiente, que desde antes de la llegada de la comitiva, ya estaba llena de coronas de flores de amigos y compañeros que quisieron mostrar de esta manera su dolor por la pérdida.

Uno de los primeros en acudir a la Carrera de San Jerónimo fue el Presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que llegó antes que el cuerpo del ex jefe del Ejecutivo, de luto riguroso y acompañado de su mujer Sonsoles Espinosa. A su llegada, Zapatero señaló que es "un día para que la democracia llore a alguien que dejó mucho empeño" para que los españoles vivieran "en un país de libertades". El presidente del Gobierno mostró además su pesar por este desenlace en nombre de todo su gabinete y añadió: "su memoria nos va a hacer mejores".

Entre los miembros de su ejecutivo destacan las palabras de la ministra de Educación, Mercedes Cabrera, sobrina de Calvo Sotelo. Cabrera definió a su tío como "una persona irrepetible" por todo lo que tuvo que hacer en favor de la democracia y como "una persona única en sus relaciones familiares". En este sentido, señaló que durante su viaje de vuelta a Madrid para estar con su familia, ha tenido tiempo para pensar en "momentos históricos y personales", lo que le permitió recordar al ex presidente como una persona "culta, inteligente con mucho sentido del humor, irónico y un excelente conversador". Además, explicó que le encantaba contar historias de la Ría de Ribadeo (Lugo), localidad en la que será inhumado mañana.

Otra de las personalidades que se mostró más afectada por esta pérdida fue el Rey Don Juan Carlos, quien ayer ya se acercaba al domicilio familiar para dar el pésame a la viuda y los hijos del ex presidente, a quienes le une una gran amistad. Hoy, Los Reyes y los Príncipes de Asturias formaban la representación de la Familia Real, que mediante un comunicado hacían público su pesar por el fallecimiento del que fuera dirigente de UCD. "Nunca olvidaré su encomiable entrega al servicio de España durante tantos años, su impagable contribución a nuestra Transición, su labor para situar a españa en el lugar que le corresponde en el mundo y su probada y permanente lealtad a la corona", asegura el Rey en un comunicado.

"Fue un gran español, un gran hombre de estado, un demócrata y una persona muy querida", destacó el monarca que hoy le entregó en la capilla ardiente la Real y distinguida Orden de Carlos III, que se entrega a aquellas personas que destacan especialmente por sus buenas acciones en beneficio de España y la Corona. Don Juan Carlos, ha confirmado también su asistencia, en compañía de la Reina, en el funeral de estado que se oficiará el próximo jueves en la Catedral madrileña de la Almudena.

UNA FIGURA "IMPORTANTE"

Entre los asistentes que han recordado la figura del segundo presidente de la transición también están algunos políticos que compartieron escaño con él. Así, el presidente fundador del PP Manuel Fraga, destacó del ex ministro del primer gobierno democrático que estaba "destinado a ocupar un cargo político importante", un puesto al que llegó "en las peores condiciones", en referencia al golpe de Estado del 23-F, aunque supo salir adelante "de una manera ejemplar". A este episodio se refirió también el presidente popular, Mariano Rajoy, quien señaló que tras la actuación de Tejero, Calvo Sotelo supo "recuperar la normalidad" democrática, considerándolo por ello "uno de los políticos más importantes" de nuestro país.

También Gregorio Peces Barba, uno de los padres de la Constitución, llegaba hoy al Congreso asegurando que España "tiene que agradecerle" al ex presidente "todo lo que ha hecho" por los ciudadanos. La ex ministra de Cultura del Ejecutivo de Calvo Sotelo, Soledad Becerril, recordaba del mismo modo, la presencia en las instituciones internacionales de España, gracias al fallecido, de quien recordó su "esfuerzo extraordinario" por afianzar a nuestro país en el seno de la Comunidad Europea.

El hijo del primer presidente de la transición, Adolfo Suárez Illana; el ex jefe del Ejecutivo, José María Aznar; los presidentes del Senado y el Congreso, Javier Rojo y José Bono; el secretario de Organización del PSOE, José Blanco; o el secretario general de los populares, Ángel Acebes, también mostraron sus condolencias a la familia del fallecido. Pero no sólo personajes de la política se dieron cita en el Congreso, también periodistas, como Luis del Olmo, guardaron cola "asombrados" por la cantidad de ciudadanos que decidieron rendir un homenaje a Calvo Sotelo. El Padre Ángel, fundador de 'Mensajeros de la Paz', el restaurador Lucio o el abogado Antonio Garrigues también visitaron la capilla ardiente. Europa Press

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook