20 de mayo de 2008
20.05.2008

Una furgoneta bomba de ETA con 60 kilos de explosivo arrasa el Club Marítmo de Guecho

l El lugar de encuentro de la élite empresarial vasca, objetivo del segundo atentado en cuatro días l La banda recaudó 1,6 millones con la extorsión

20.05.2008 | 02:00
Estado en que quedó el Club Marítimo de Guecho tras el atentado con coche bomba de ETA.

Bilbao, Efe

ETA atentó ayer de madrugada en el barrio de Las Arenas de Guecho (Vizcaya) mediante una furgoneta bomba con 60 kilos de explosivo contra la sede del Real Club Marítimo del Abra, lugar de encuentro de la élite empresarial vasca. El estallido arrasó el edificio y causó graves desperfectos en viviendas y comercios de la zona.


La explosión, que no provocó heridos, se produjo en torno a la una de la madrugada, diez minutos antes de la hora fijada por ETA. La Ertzaintza desalojó y acordonó la zona, lo que evitó que hubiera víctimas.


Un trabajador del club marítimo vio a varios encapuchados abandonar en el paseo peatonal la furgoneta bomba, una Citroën Berlingo como la utilizada el pasado miércoles en el atentado contra la casa cuartel de la Guardia Civil en Legutiano (Álava), en el que fue asesinado Juan Manuel Piñuel Villalón.


La bomba era similar a otra abandonada por ETA y causó grandes destrozos en el club marítimo, ya que estaba dirigida contra el edificio, de tres pisos. Pese a ello, su estructura no quedó afectada.


Con el de ayer, el Club Marítimo del Abra ha sufrido tres atentados. En el de 1973, el antiguo edificio de madera ardió por completo. Estas instalaciones han acogido en los últimos años los almuerzos coloquio que organiza el Círculo de Empresarios Vascos con destacadas personalidades. Por su sede han pasado personalidades como el Príncipe de Asturias, Aznar, Zapatero, Rajoy, y Rato, además de la práctica totalidad de los dirigentes políticos vascos; el último, Patxi López la pasada semana.


El atentado de ayer es el segundo en Guecho desde que ETA rompiera el alto el fuego. En el barrio de Las Arenas, en el que residen numerosos empresarios, políticos y profesionales liberales, la banda terrorista ha colocado siete bombas desde el año 2000.


El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, destacó que es su «debilidad interna» la que hace que la banda «tenga la necesidad de poner bombas y cometer asesinatos» para reforzar así su unidad y «elevar la moral de su gente». Por el contrario, el consejero vasco Javier Balza, quiso subrayar que la capacidad de ETA «no se puede poner en duda», con su red de terroristas no fichados y su fábrica de coches bomba en Francia. El PNV destacó que el atentado se haya producido ante la reunión de hoy entre Zapatero e Ibarretxe, y Mariano Rajoy ofreció todo su apoyo para acabar con la banda.


ETA llegó a recaudar 1,76 millones de euros en 2001 y 1,64 millones en 2002, según señaló el experto francés Sébastien Brueil, citando la contabilidad incautada a la banda, que ahora no llega a los 700.000 euros .

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine