30 de enero de 2015
30.01.2015
Revisión de los grados universitarios

Carreras 3+2: Argumentos a favor y en contra del decreto

Frente al ahorro defendido por el Gobierno, los estudiantes denuncian que los precios "serán inasumibles"

30.01.2015 | 13:42
Las universidades podrán establecer grados de 3 o 4 años y másteres de 1 o 2
Play
Carreras 3+2: Argumentos a favor y en contra del decreto

El decreto que permitirá a las universidades ofertar grados de tres años más másteres de dos, que ha aprobado hoy el Consejo de Ministros, ha provocado una nueva batalla entre el ministro de Educación, José Ignacio Wert, y el sector educativo.

La medida pretende permitir que, a partir del próximo mes de septiembre, las universidades españolas puedan decidir si incluyen en su oferta académica grados universitarios de entre 140 y 280 créditos ECTS, en lugar de los 240 que se exigen ahora.

Según el Gobierno, la medida prevé "flexibilizar" la oferta académica y facilitar la movilidad entre universidades españolas y extranjeras, al permitir ofrecer tanto el actual modelo de cuatro años de grado más uno de master como el modelo grados de tres años, como hacen algunos países del espacio de educación europeo.

Aun así, el requisito para acceder a los estudios de doctorado seguirá siendo haber superado un mínimo de 300 créditos ECTS entre estudios de grado y master oficiales, es decir, un mínimo de cinco años de estudios. En todo caso, la flexibilización afectará únicamente a las profesiones no reguladas.

De hecho, aquellas carreras cuyos requisitos básicos para la obtención del título están reguladas permanecerán sujetas a las condiciones actuales (ingenierías, arquitectura o ciencias de la salud)

El Gobierno defiende además que el 3+2 atraerá a más alumnos extranjeros y permitirá que muchos estudiantes no tengan problemas a la hora de convalidar asignaturas en el exterior.

La secretaria de Estado de Educación, Montserrat Gomendio, añade que supondrá un ahorro para las familias de 150 millones de euros.

Precios inasumibles

El Sindicato de Estudiantes, por contra, denuncia que con este cambio, para obtener un título válido en el mercado laboral, "habrá que pagar dos años de máster a precios inasumibles para la mayoría".

Y pone como ejemplo los másteres de un año en la Universidad Complutense de Madrid. "El coste oscila entre 4.000 y 7.000 euros anuales. A partir de la entrada en vigor del nuevo decreto tendremos que afrontar el pago de dos años de máster que pueden oscilar entre 8.000 y 14.000 euros para poder obtener un título universitario que sea reconocido en el mercado laboral. Así está claro que será tan sólo una minoría privilegiada quien pueda costearse los estudios universitarios que podrán ascender tranquilamente a más de 20.000 euros", explica el sindicato.

Critican también que bastantes grados actuales se fusionarán con otros de la misma rama, con lo cual "se suprimirán muchos de los que existen actualmente", y alertan de "efectos devastadores" entre el profesorado.

¿A quiénes afectará?

La entrada en vigor del decreto será en septiembre, pero los afectados no serán sólo los que comiencen la Universidad a partir del próximo curso, sino también los que ya están estudiando actualmente. "Es decir, que si estás en segundo curso pero tu grado pasa a ser de 3 años, se te aplicará el nuevo decreto", precisan los estudiantes.

Asimismo, apuntan que el efecto de "devaluación del título de grado" afectará al conjunto de los ya graduados y licenciados, ya que la consideración del título de grado o licenciatura "tendrá menos validez en el mercado laboral y se nos exijirá un máster de ´especialización´ que la mayoría no tenemos".

Rechazo de los rectores

A juicio de la Conferencia de Rectores (CRUE), el decreto provocará "contradicciones y confusiones" para los alumnos y la sociedad por el hecho de que un mismo título pueda tener diferente duración en una universidad y otra.

En la misma línea que los estudiantes, los sindicatos de docentes consideran que la fórmula de 3 más 2 "encarece" los estudios, al costar más un curso de máster, y "expulsa al alumnado con menor poder adquisitivo".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook