05 de julio de 2018
05.07.2018
 
Sentencia

Valtonyc: "No soy una persona peligrosa,solo quiero cantar"

El rapero no se arrepiente del contenido de sus letras, salvo algunas partes machistas

05.07.2018 | 19:39
Valtonyc: "No me arrepiento, seguiré cantando".

José Miguel Arenas Beltrán, más conocido artísticamente como Valtonyc, ha afirmado en Bruselas, donde ha quedado en libertad por decisión de un juez y en espera de que otro magistrado se pronuncie sobre su entrega a España, que no se arrepiente de las letras de sus canciones, algunas de las cuales el Tribunal Supremo ha estimado delictivas, y que " el rap es así".

El joven mallorquín, en una rueda de prensa transmitida en directo por TV-3, ha afirmado que "no soy una persona peligrosa, solo me dedico a cantar y quiero seguir cantando gracias a la libertad de expresión".

El músico ha sido preguntado por los periodistas por si se arrepiente de algo de lo rapeado en sus canciones y ha contestado que no, "salvo aquellas letras donde he podido ser machista, por, ejemplo, si me he metido con la Reina por ser mujer y no por ser reina".

Valtonyc ha insistido en que "en España no existe libertad de expresión y se mete a la gente en la cárcel por las letras de sus canciones. Su huida a Bélgica quiere servir "para evitar que otros cantantes sean condenados o perseguidos por el Código Penal o la Ley Mordaza".

En relación a las semanas que lleva viviendo en Bélgica, el fugitivo ha asegurado encontrarse muy bien, "dado que he encontrado gente muy maja que me ha acogido muy bien y he podido seguir cantando".

"Volveré a España cuando exista la república catalana", ha respondido al ser interrogado sobre sus planes de futuro. Mientras tanto quiere quedarse en Bélgica y seguir desarrollando su faceta de rapero, gracias a una atractiva industria musical.

En relación a la invitación durante un concierto al público a matar guardias civiles o fiscales, el joven ha matizado que se trató de una perfomance y "que formaba parte del show", por lo que ambos colectivos no deben pasar miedo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook