23 de marzo de 2020
23.03.2020
Crisis del coronavirus

Los pacientes de UCI descienden y eso da "esperanza" de que el problema se contiene

Hay 2.355 enfermos ingresados en estas unidades - Respecto al total, se ha reducido de un 15 a un 13%

23.03.2020 | 18:02
Ambulancia en el Hospital Universitario Central de Asturias.

El porcentaje de enfermos hospitalizados por coronavirus que se encuentran en unidades de cuidados intensivos (UCI) se reduce progresivamente, del 15% a algo menos del 13%, una pequeña reducción que da "cierta esperanza de que el problema se va conteniendo".

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, ha destacado este lunes en rueda de prensa tras la reunión del comité de seguimiento técnico del coronavirus el descenso del porcentaje de pacientes con estado de gravedad que requiera el internamiento en UCI en relación al número total de ingresados. El número de pacientes ingresados en UCI es de 2.355, según los últimos datos del Ministerio de Sanidad.

"Respecto al total de ingresados se va reduciendo: ha pasado desde un 15% a algo menos del 13%, son pequeñas reducciones pero dan cierta esperanza de que el problema se va conteniendo", ha subrayado Simón.

Ha precisado que "el uso real de camas UCI" hasta la fecha está "algo por debajo de lo que predicen los modelos", por lo que es posible que las necesidades de esas camas se estimen a la baja a medida que avance la epidemia. Se está trabajando, ha apuntado Simón, para los peores escenarios, por lo que "cuando vengan escenarios más halagüeños la tensión será mucho menor".

El experto también ha incidido en que el incremento de casos de infectados en España, del 14% hasta los 33.089 casos tras sumar 5.517, es similar al de este domingo lo que, "sin lanzar las campanas al vuelo", sí que mantiene una tendencia.

"Según los datos que vamos valorando sí que parece que se va suavizando progresivamente el incremento de casos que se notifican cada día, sin embargo, todavía no tenemos certeza de haber llegado al pico", ha asegurado.

Simón ha explicado que se produce un retraso entre el inicio de los síntomas hasta su notificación que puede durar entre siete y diez días, por lo que los "incrementos suavizados" que ahora se observan responden a una situación que ocurrió hace entre siete y diez días y que la evolución de la epidemia ahora sea diferente: "Quizá más hacia abajo, quizá más hacia arriba, hay que ser precavidos".

El experto ha dicho que estos días van a ser cruciales para alcanzar el pico: "Tenemos que tener mucho cuidado, el llegar al pico no implica el haber controlado el problema", hay redoblar los esfuerzos para no dar un paso atrás, que "sería probablemente peor", ha reflexionado.

"Tendremos que hacer esfuerzo durante semanas para garantizar que o que hemos hecho hasta ahora no se ha ido al traste y ha merecido la pena", ha añadido.

Simón también ha resaltado otros datos que "animan", como que más del 10 % de los enfermos han sido dados de alta.

En la otra cara de la moneda, ha lamentado que 3.910 profesionales sanitarios están afectados por la infección.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído