Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Italia

El padre de Georgia Meloni se presentó hasta dos veces a las elecciones autonómicas de Baleares

Francesco, progenitor de la líder italiana de extrema derecha, se estableció en Mallorca después de residir en Canarias y formó parte en 2007 y 2011 de las listas de la formación Ciudadanos en Blanco

La líder de Hermanos de Italia, Giorgia Meloni EP

Al padre de Giorgia Meloni también le picó el veneno de la política. La entrada de Francesco Meloni Incrocci al mundo de las ideologías y las elecciones se materializó en Mallorca, donde se presentó hasta en dos ocasiones a los comicios autonómicos. Lo hizo bajo el paraguas de la formación Ciudadanos en Blanco, más plataforma cívica que partido tradicional. Su objetivo era conseguir el voto en blanco computable y la reforma de la ley electoral. 

En 2007, el padre de la líder de extrema derecha y ganadora de los comicios italianos el pasado domingo consta en las listas de la citada formación para las elecciones al Parlament balear y al Consell como número 9. El partido que aspiraba a cambiar el sistema, con Aquiles Antonio Balle Blanes como candidato, cosechó 1.216 votos en la cámara legislativa y ningún escaño. En el Consell, consiguió 937 votos. 

Franco -así le llamaban todos- ascendió puestos en los siguientes comicios baleares: en las listas de 2011 se presentó como número 5. Ciudadanos en Blanco mejoró sus resultados. Obtuvieron 3.163 votos, quedando justo por detrás de Esquerra Republicana. El nombre de Francesco Meloni también consta en las municipales de Palma de 2011 y en las listas al Senado de la formación Escons en Blanc para las elecciones generales de noviembre de 2011.

Meloni se mudó a España en la década de los ochenta. Se instaló en la isla La Gomera, donde dejó una profunda huella. Aún los vecinos le recuerdan. "Regentaba el restaurante Marqués de Oristano", cuenta a este periódico vía telefónica un oriundo de San Sebastián de La Gomera que pide anonimato."Era el típico establecimiento donde se reunía una amplia representación social de la zona, contratistas y la alta sociedad de la isla", cuenta. A principios de los noventa, el negocio desapareció. Adquirió el inmueble donde estaba ubicado el cabildo de la isla, que lo cedió a la UNED para poner en marcha su sede. La salida de La Gomera de Franco fue al parecer problemática, según los vecinos. Asimismo, tuvo descendencia en la zona (cuatro hijos) con otra mujer, aseguran. Tras su fuga de Canarias (corren muchos rumores sobre la vida de Francesco en el archipiélago), hay muchas incógnitas sin despejar. El único rastro que aparece de él es en 2001 en una sociedad limitada con sede en Madrid, No Fumo Más S.L. La pista se retoma años después en Mallorca, en 2007, con su aparición en las listas electorales.

Comunista y ateo

Lo que también se conoce del padre de Meloni es que tenía ideas comunistas y era ateo. Se baraja la teoría de que por oposición y venganza su hija simpatizó enseguida con el postfascismo. La líder de extrema derecha reconoció en una entrevista que cuando falleció su padre hace varios años de leucemia no sintió "ni odio, ni desagrado. No sentí nada, era como si hubiera muerto un personaje de la televisión"

El progenitor de la que puede convertirse en la primera mujer al frente del Gobierno italiano abandonó a su mujer y a sus dos hijas (Georgia y Arianna) poniendo rumbo a las Canarias en un barco llamado 'Caballo Loco' y nunca regresó a casa. El contacto familiar desde ese momento se basó únicamente en las visitas de dos semanas al año de las dos hermanas a La Gomera. Los viajes de Giorgia a las Islas Afortunadas se terminaron cuando cumplió once años. La italiana recuerda una dura conversación con su padre y cuenta en su biografía cuál fue el detonante para cortar de raíz el vínculo con él: «Desapareció en un barco y nos dejó con su pareja. Decidí que no lo volvería a ver nunca más». 

Ese abandono abonó la actual ideología política de Georgia Meloni, por ejemplo, su rechazo a la adopción para las personas solas u homosexuales. La italiana ha explicado en más de una ocasión que si defiende tanto la familia tradicional es porque precisamente creció con esa carencia. Su madre, Anna Paratore, es uno de sus pilares.

Compartir el artículo

stats