06 de mayo de 2008
06.05.2008

La Comisión Europea empieza a examinar el sobrecoste por la ampliación de El Musel

Buendía afirma que el Puerto ha dado «todos los pasos» para lograr los fondos

06.05.2008 | 02:00

La Comisión Europea ha empezado a analizar el expediente del sobrecoste de El Musel, tramitado por el Ministerio de Economía en el listado de proyectos españoles para los que se piden nuevos fondos de cohesión. El consejero de Infraestructuras del Principado asegura que la Autoridad Portuaria de Gijón ha resuelto correctamente el problema por el desfase económico de la obra del nuevo dique, 262 millones. Francisco González Buendía, que sumó ayer su tercera comparecencia en la Junta por el mismo asunto, apela a la responsabilidad política. El PP e IU-BA-LV dudan de la transparencia de la gestión del presidente de El Musel, Fernando Menéndez Rexach, muy criticado ayer por su decisión de no volver a explicarse en sede parlamentaria.

J. L. ARGÜELLES

La financiación del sobrecoste por la obra de ampliación de El Musel aún no está resuelta, pero el trámite de petición de nuevos fondos de cohesión ha recibido un fuerte impulso por parte del Ministerio de Economía, que ya ha entregado toda la documentación a la Comisión Europea. «El expediente camina en la dirección correcta», aseguró ayer el consejero de Infraestructuras, Francisco González Buendía, para quien tanto la Autoridad Portuaria como el Gobierno de Zapatero han dado «todos los pasos» necesarios, un proceso que completó el pasado 25 de marzo el ministro de Economía, Pedro Solbes, con la entrega de la documentación a la comisaria de Política Regional de la UE, la polaca Danuta Hübner.


La Comisión Europea ha empezado a examinar una petición, incluida en el listado de proyectos españoles para el período 2007-2013 (4.900 millones en fondos de cohesión para todo el Estado), que exige, a su vez, modificar la decisión anterior por la que el superpuerto ya obtuvo 247,5 millones en fondos de cohesión. La financiación del nuevo dique de abrigo gijonés, una obra que tiene todas las bendiciones del Ministerio de Fomento, se complicaría si la Comisión Europea rechaza el expediente del sobrecoste. La ampliación de El Musel, la mayor obra licitada en Asturias, se considera fundamental para que el principal puerto del Principado se consolide como una de las grandes dársenas del Arco Atlántico. ¿Cómo se resolverá el proceso? Buendía optó ayer por un optimismo matizado por la cautela: «Hay que esperar a que el partido concluya».


El Consejero hizo estas manifestaciones en la Junta General, donde compareció por tercera vez, a petición de la oposición, para explicar el controvertido sobrecoste de El Musel: una desviación económica que supera el 40 por ciento del presupuesto. La obra fue adjudicada a la unión temporal de empresas Dique Torres (Dragados, FCC, Sato, Drace y Alvargonzález) por casi 580 millones. El sobrecoste aceptado es de 250,9 millones (con IVA) y la obra costará finalmente 830 millones (con IVA). La Autoridad Portuaria ha justificado ese desfase por una «causa sobrevenida», expresión técnica con la que se refiere a la imposibilidad de cumplir con el plan de abastecimiento de piedra desde las canteras de Aboño y Perecil, tal y como preveía el proyecto de obra. Es una explicación que tiene el aval de Puertos del Estado y de la Abogacía del Estado, pero que, a juicio del PP e IU-BA-LV, sólo encubre una mala gestión. El diputado popular José Agustín Cuervas-Mons no descartó ayer acudir a instancias judiciales para exigir explicaciones, mientras que para Francisco Javier García Valledor, parlamentario de la citada coalición y ex consejero de Justicia, hay «connivencia con la UTE Dique Torres». El consejo de administración del Puerto pide a la UE otros 135 millones en fondos de cohesión para hacer frente al desfase económico.


A diferencia de la última comparecencia parlamentaria de Buendía por el mismo asunto, el pasado 10 de diciembre, el Consejero acudió ayer a la Junta solo, sin el presidente de El Musel, Fernando Menéndez Rexach. Éste justificó su ausencia al no estar obligado legalmente a dar cuenta a la Cámara asturiana de una obra que depende de otra Administración. La ampliación de la dársena gijonesa es responsabilidad de Puertos del Estado, es decir, del Ministerio de Fomento.


«Es una falta de respeto y una desvergüenza, porque es el responsable de que se hayan enterrado 40.000 millones de las antiguas pesetas», subrayó Cuervas-Mons. «Es lamentable», apostilló, por su lado, Valledor, que culpó al PSOE de la incomparecencia de Rexach. El portavoz socialista en Infraestructuras, Faustino Álvarez, defendió al presidente portuario: «No es falta de respeto (a la Junta), porque el ámbito de competencia es de las Cortes Generales; su anterior comparecencia fue voluntaria».


Valledor tildó a Buendía de mentiroso por las explicaciones que dio en sede parlamentaria -el pasado diciembre- el Consejero. Éste amenazó con no responder a las preguntas del diputado de IU mientras no hubiera una rectificación. El incidente se saldó con una matización semántica de Valledor que pareció satisfacer a Buendía. El responsable de Infraestructuras subrayó que la obra no es responsabilidad de su Gobierno.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Farmacias de guardia

Farmacias de guardia en Gijón

Farmacias en Gijón

Todas las farmacias de guardia hoy en Gijón

Farmacias de guardia en Asturias

Farmacias en Asturias

Consulta las farmacias de guardia hoy en tu localidad

Enlaces recomendados: Premios Cine