20 de septiembre de 2013
20.09.2013

El catalán José Antonio Garriga gana el «Café Gijón» de novela con su obra más intimista

La Alcaldesa anuncia en Madrid el compromiso del Ayuntamiento de seguir patrocinando el galardón literario

20.09.2013 | 00:00
El ganador del certamen, a la izquierda, conversa con miembros del jurado.

José Antonio Garriga Vela (Barcelona, 1954) ha resultado ganador de la 63 edición del Premio de Novela Café Gijón, que patrocina el Ayuntamiento gijonés y está dotado con 20.000 euros. La obra premiada, «El cuarto de las estrellas», será editada por la editorial Siruela. La novela del escritor catalán, aunque residente en Málaga, fue elegida ganadora por unanimidad, entre las 295 que se presentaron a concurso, por un jurado compuesto por Rosa Regás, Antonio Colinas, José María Guelbenzu, Mercedes Monmany y Marcos Giralt Torrente.


El jurado se «mostró sorprendido» ante «una novela inusual», que «supera el realismo tradicional con imágenes y situaciones de gran calidad expresiva que van creando una atmósfera de misterio extraordinariamente sugerente».


José Antonio Garriga, que se presentó al premio bajó el seudónimo de Atticus Finch (personaje de la película «Matar a un ruiseñor») manifestó su «enorme alegría» por hacerse con un galardón que «siempre me ha gustado y que aúna además varias de las cosas que a mí me atraen: las ciudades, los cafés y la literatura. Cuando no era nadie y no había publicado ningún libro venía aquí, al Café Gijón, y me encantaba su ambiente literario, su atmósfera... Y me propuse presentarme a este premio, me encantaría ganar algún día el premio Café Gijón, pensaba, que fue creado además por un auténtico genio y una referencia para mí como Fernando Fernán Gómez. Por si no fuera suficiente, los que vivimos de la literatura no tenemos otra forma de salir adelante que presentarnos a los premios y concursos».


La novela, según confesó el autor «la más intimista de las que ha escrito», es una vuelta atrás en el tiempo. El narrador es un hombre que sufre un síncope y pierde la memoria, rasgo autobiográfico de José Antonio Garriga que tuvo un episodio de pérdida temporal de memoria tras un golpe en la cabeza hace unos años en Barcelona, y la va recuperando poco a poco y decide retirarse al barrio de La Araña, donde se encuentra la cementera Goliat, para escribir la historia familiar. Allí empieza a desvelar los secretos que rodearon a su familia desde los años 40 hasta la década de los 70, cuando les toca el premio gordo de la lotería de Navidad y viajan al paraíso soñado por el padre: Nueva York. «Es una obra en la que tienen mucha importancia las sensaciones», explica Garriga, «los sentimientos, los secretos, pero sobre todo los silencios y en la que hay muchos personajes, pero viven en buena medida encerrados hasta que el gordo de Navidad les convierte en ricos, pero su vida, de alguna manera, empieza a arruinarse».


José Antonio Garriga, habitual articulista en prensa escrita, y ganador de numerosos premios literarios, debutó como novelista con la obra «Una visión del jardín» y se consagró con «Muntaner, 38» (1996). Otros de sus títulos son «El vendedor de rosas», «Los que no están» o «Pacífico». Ha escrito además libros de cuentos como «El anorak de Picasso» y obras de teatro como «Aquellas añoradas sirenas roncas y despeinadas» o «Formas de la huida».


La alcaldesa de Gijón, Carmen Moriyón, que acudió a Madrid para el fallo del premio junto con el concejal de Cultura, Carlos Rubiera, aseguró que «este premio lleva el nombre de un café y de mi ciudad. Dos referencias», dijo, «que me resultan emotivas y complementarias. El café como espacio y refugio de escritores y Gijón como espacio receptivo intelectual propicio al debate creativo».


La mandataria gijonesa reafirmó el compromiso de la ciudad con el premio de novela, que «llevamos patrocinando y organizando desde hace 24 años y lo seguiremos haciendo por varias razones: Porque debemos y queremos apoyar a la creación, porque se promociona a jóvenes autores que quieren abrirse paso y porque aquí se valora, sobre todas las cosas, la calidad literaria sin consideraciones clientelares ni comerciales».


Moriyón recordó que Gumersindo García, el fundador del Café Gijón hace 125 años, puso como condición para su venta el mantenimiento de su nombre para que hubiera en el centro de Madrid una referencia a su ciudad natal. «Los embajadores que nos sentimos hoy de Gijón, el ayuntamiento que presido», aseguró la alcaldesa, «promete mantener su compromiso con el premio de novela siempre que se resalte el nombre de una ciudad que quiere seguir ligada a la creación artística».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Farmacias de guardia

Farmacias de guardia en Gijón

Farmacias en Gijón

Todas las farmacias de guardia hoy en Gijón

Farmacias de guardia en Asturias

Farmacias en Asturias

Consulta las farmacias de guardia hoy en tu localidad

Lo último Lo más leído