Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tecnología inalámbrica para evitar fisuras

La gijonesa Thingtrack desarrolla con FCC un sistema que facilita el control a distancia de grietas y movimientos en grandes construcciones

Por la izquierda, Bernardo Veira, Javier Rebollo y Manrique Canteli. Ángel González

Ingeniería al servicio de la construcción. Ésta es, en resumen, la característica principal del sistema de auscultación de estructuras de edificios en entornos urbanos desarrollado en colaboración por las empresas FCC, Thingtrack y Silyan Software que se presentó en la última edición de los "Desayunos tecnológicos", el pasado viernes. Una cita convocada por el Centro Municipal de Empresas junto con el Instituto Universitario de Tecnología Industrial del Principado de Asturias (IUTA).

En representación de la firma Thingtrack, Manrique Canteli explicó que desarrollos de este tipo tienen aplicación tanto en edificios próximos a excavaciones importantes como en edificios que requieren seguimiento tras una inspección técnica, instalaciones industriales y marítimas, edificios singulares y construcciones históricas. "Los datos obtenidos se envían a la nube y la información la puede analizar en tiempo real el propio sistema", subrayó el experto como principales bondades de un sistema que tiene entre sus zonas de prueba la depuradora construida en la zona del Piles y la iglesia de San Julián de los Prados. "Permite un seguimiento continuo del movimiento de la estructura", detalló Canteli, al tiempo que destacó el amplio abanico de equipos de sensórica que permiten realizar un "ambicioso control" de grietas, inclinación de la estructura, temperatura, humedad y vibraciones, sin necesidad de desplazamiento de los técnicos. "Tenemos un acuerdo con ingenierías nacionales para exportarlo fuera y controlar obras en el extranjero desde España", especificó Canteli sobre un equipo que también permite medir variables ambientales.

De las novedades y nuevos desarrollos en el sector de la construcción también dio cuenta en el "Desayuno tecnológico" Diego Lozano, uno de los miembros del equipo de investigación que trabajan desde el campus de Gijón en el desarrollo de un sistema de construcción adaptativo para viviendas unifamiliares.

Por su parte, Alfonso Lozano señaló que para seguir magnitudes como los aislantes, el flujo térmico y parámetros ambientales en una edificación "el cableado resulta ya un atraso". Por ello, este docente universitario, coincidiendo también con el criterio de la industria, abogó por la monitorización remota para analizar los asientos en grandes estructuras. En su caso, han trabajado esta metodología en la Iglesiona de Gijón y en el Jardín Botánico. "Cualquier tipo de proceso de fallo se puede medir con sistemas inalámbricos", concluyó.

Compartir el artículo

stats